Ciencia / página 1 de 2

Tipos de galaxias

Las galaxias son un conjunto de estrellas que contienen también nubes de gas, otros planetas, también polvo cósmico, energía y materia oscura. Su tamaño es inmenso, tal es así que es imposible verlas a simple vista, pues comparadas con nuestro planeta, tendríamos el tamaño de una pequeña arveja dentro de una verdulería enorme.

Continuar leyendo →

Tipos de glándulas

Las glándulas son unos órganos que producen las hormonas y que regulan la mayor parte de las funciones de nuestro organismo. Su principal función es la de sintetizar algunas sustancias químicas y liberarlas en la sangre.

Se dividen en dos grandes tipos. las endocrinas que son las que filtran los químicos a la sangre y las exocrinas que hacen lo contrario secretando las sustancias. Cuando sucede una baja o una suba en los números de las hormonas, se producen diferentes enfermedades y trastornos de salud.

Tipos de glándulas

La transpiración proviene de las glándulas sudoríparas.

Tipos de glándulas exocrinas

Apocrinas

Este tipo de glándulas se encuentra en la piel, los párpados, los pechos y el oído. Secretan sustancias que emiten un olor muy característico. Son conocidas como sudoríparas.

Holocrinas

Este tipo de glándulas excretan sustancias que se descomponen con el contacto con el exterior. Se las conoce como sebáceas como las que produce los folículos cuando secretan, por ejemplo el sebo que nutre nuestro cabello. el problema se suscita, en este caso, cuando el sebo es demasiado, pues se produce la clásica seborrea.

Merocrinas

En este caso hablamos de las glándulas que se utilizan cuando se produce la exocitosis como un método para secretarlas.

De acuerdo a su composición celular

Unicelulares

Este tipo de glándulas están compuestas por una sola célula que se dividen en secretoras y no secretoras.

Pluricelulares

Este tipo de glándulas, al contrario que las anteriores, están compuestas por más de una célula. Su principal diferencia radica en si hay ramificaciones o no en los conductos que emiten las sustancias químicas.

Hipotálamo

Esta glándula está alojada en el cerebro y regula todo tipo de conductas vitales. Esto significa que se encarga de controlar la temperatura corporal, el nivel de oxígeno en sangre y el de hidratación, entre otras cosas.

Hipófisis o glándula pituitaria

Esta glándula se encuentra controlada por el hipotálamo y se encarga de liberar la oxitocina y las hormonas antidiuréticas.

La oxitocina es la hormona que regula las contracciones uterinas durante el parto y la subida de la leche.

De acuerdo a su secreción

Además de las glándulas sudoríparas de las que hablamos anteriormente, existen otro tipo de glándulas que podemos nombrar de acuerdo a su secreción.

Mucosas

Producen una sustancia pegajosa y viscosa que todos conocemos con el nombre de moco que se encarga de proteger los órganos de posibles ataques de bacterias y gérmenes de todo tipo. Este moco también tiene la función de lubricante como curre en el esófago que permite que la comide siga su camino fácilmente. Además, la mucosa también recubre el estómago y lo protege de los jugos gástricos que son demasiado ácidos y peligrosos para que el estómago los soporte. Esto, permite que se produzca la digestión y que los nutrientes adecuados sean absorbidos por el organismo.

Glándulas serosas

Son las que se encargan de producir una sustancia de textura acuosa rica en proteínas que lubrica y reduce la fricción del tejido conectivo de las articulaciones y que, además, aporta todo tipo de nutrientes a través de los vasos capilares.

Tipos de tejidos animales

Los seres vivos están compuestos por diferentes tejidos animales que forman todos sus órganos. Cada uno de ellos presenta una función específica y se diferencian muy bien unos de otros.

Podemos observar tejidos animales a simple vista y, en otros casos, es necesario usar un microscopio o realizar una incisión en el organismo pues se hallan en su interior. Estos tejidos animales se conforman por diferentes células que se encuentran dentro de la matriz extra celular.

Tipos de tejidos animales

Los tejidos animales forman parte de todos los órganos del cuerpo.

Tejidos animales epiteliales

Este tipo de tejidos protegen la parte exterior de algunos de los órganos internos del cuerpo tales como el estómago, los intestinos y  también la boca. Cubren también la parte interna del tubo digestivo, de los vasos sanguíneos y de las vías respiratorias para evitar que el contacto con el aire y los líquidos del exterior los dañe.

Glandulares

Este tipo de tejidos animales se encargan de producir sustancias que intervienen en los procesos de la digestión, la reproducción y la excreción. Se componen de células epiteliales que forman parte de las glándulas. A propósito, podemos nombrar diferentes tipos de glándulas tales como las endocrinas que son las que vierten sus productos en la sangre y las exócrinas que lo hacen de forma invertida. Inclusive, existe un tercer tipo que es la combinación de las dos anteriores que son las mixtas.

Musculares

Son los tejidos animales que permiten que los órganos internos se muevan y además provocan el desplazamientos en los seres vivos. Existen varios tipos de tejidos musculares:

  • Tejido muscular estriado: Está conformado por células cilíndricas. Forman parte de los músculos de las manos y de las piernas. Sus movimientos se hacen en forma voluntaria.
  • Tejido muscular liso: Se conforma con células que tienen la forma de un huso. Se encuentran en la vejiga y en el tubo digestivo. Al contrario de las anteriores, estas presentan movimientos involuntarios.
  • Tejido muscular cardíaco: Está formado por células de apariencia estriada y el único lugar en el que se encuentra es en el corazón.

Tejidos óseos

Son los que conforman los huesos y se encargan de sostener todos los tejidos musculares y también los blandos. Al ser tejidos duros, le dan rigidez al cuerpo y permiten que se pueda desplazar sin problemas. Además sirve de reserva para el fósforo y el calcio que son tan importantes para la buena función del organismo.

Tejidos sanguíneos

Están conformados por la sangre, las plaquetas, los glóbulos y el plasma. Se encargan de mantener la temperatura regulándola y también de transportar el oxígeno a los órganos interiores del cuerpo y el dióxido de carbono al exterior además del resto de los nutrientes.

La sangre cuenta con dos tipos de glóbulos, los rojos que transportan el oxígeno y los blancos que son la barrera de defensa de las diferentes enfermedades.

Tejidos nerviosos

Este tipo de tejidos se encarga de coordinar e integrar todas las funciones que el organismo debe realizar. Cuenta con dos tipos de células principales: las neuronas que están ubicadas en el cerebro y las células neuroglicas cuya principal tarea es la de proteger al sistema nervioso y sostenerlo.

Tipos de sustancias químicas

Las sustancias químicas son aquellas que cuentan con una composición definida y en la que no es posible separar los elementos que las integran. Son el resultado de la combinación de diferentes elementos de la química cuyo resultado puede variar de acuerdo a lo que se utilice.

Las sustancias químicas pueden ser sólidas, líquidas o gaseosas y nos encontramos con ellas en todo momento. Muchas son tóxicas y otras son completamente inocuas y pueden ser empleadas con tranquilidad. Algunos ejemplos de sustancias químicas que podemos nombrar son el cloruro de sodio o NaCl que lo conocemos como la sal de mesa, el fluoruro de sodio, conocido como NaF que se encuentra presente en la pasta dental o la acetona que está compuesta por carbono, oxígeno e hidrógeno y cuya fórmula química es C3H6O.

Tipos de sustancias químicas

Las sustancias químicas son la mezcla de diferentes elementos que se encuentran en la tabla periódica.

Sustancias químicas puras

Hablamos de aquellas sustancias químicas en las que no se pueden separar sus componentes de ninguna manera.

Simples puras

Las moléculas están compuestas por uno o más átomos de un mismo elemento. Un claro ejemplo es el del oxígeno donde cada molécula cuenta con dos átomos de ese elemento químico (O2)

Compuestas puras

Cuentan con dos o más átomos que pueden ser diferentes entre sí. Se forman de manera natural y no por la intervención del hombre como en el caso del agua, por ejemplo, cuya fórmula es H2O.

Estas sustancias se pueden clasificar en orgánicas e inorgánicas. Las primeras cuentan con compuestos alifáticos (tienen hidrógeno y también carbono), aromáticos (benceno), heterocíclicos (cuentan con más de un tipo de átomo además del carbono como puede ser la purina C5H4N4) y organometálicos (se enlazan metales o no metales con el carbono como es el caso del dicloro CI2).

De acuerdo a la reactividad

La reactividad en una sustancia química es la facilidad que tiene para combinarse con otras sustancias diferentes y obtener resultados inmediatos.

Sustancias químicas inertes

Son las más difíciles de combinar. Son las llamadas neutras y algunas requieren de condiciones altamente especiales para poder combinarse a la perfección. Un claro ejemplo son los que conocemos con el nombre de gases nobles tales como el argón, el nitrógeno o el helio, entre otros.

Sustancias reactivas

Son las que se encuentran aptas para poder combinarse con otras sustancias. Algunas tienen un alto grado de reactividad tal como es el caso de los hidróxidos o los ácidos. Otras, son poco reactivas ya que solo se mezclan con algunas sustancias en particular. Esto último ocurre precisamente con el oro.

Catalizadores

Aquí hablamos de sustancias reactivas y también inertes que intervienen en una reacción producida por la química. Estas permiten facilitar los efectos esperados al mezclarse con otros componentes, pero no quedan alteradas cuando estas terminan.

Las sustancias químicas están a nuestro alrededor y componen todo lo que vemos y tocamos a diario. Aunque no lo creas, hasta lo más pequeño que puedas considerar, está compuestos por una o más sustancias químicas.

Tipos de laboratorio

Un laboratorio es un sitio en el que se realizan todo tipo de investigaciones científicas y tecnológicas. En estos sitios se hacen experimentos para diferentes ramas de la ciencia y se obtienen distintos resultados que pueden cambiar el rumbo de cualquier estudio anterior.

Continuar leyendo →

Tipos de escalas

Las escalas son aquellas herramientas que se utilizan para ayudarnos a leer los mapas o planos de objetos para su futura construcción. Dependiendo del tipo de mapa que se trate, las escalas serán diferentes.

Continuar leyendo →

Tipos de medicina

La medicina es una disciplina muy importante, pues se encarga de mantener la salud de las personas y, muchas veces, de salvar sus vidas. Existen diferentes ramas dedicadas en específico a cada uno de los órganos del cuerpo.

Continuar leyendo →

Tipos de vasos sanguíneos

Los vasos sanguíneos son unas estructuras en forma de tubo cuya principal tarea es la de transportar la sangre y oxígeno a través de todo el organismo.

Todos los vasos mueven la sangre desde los órganos hacia el corazón, que es el centro del sistema circulatorio. Dependiendo de donde estén ubicados los vasos sanguíneos, tendrán diferentes nombres y diferentes funciones.

vasos-sanguíneos

Los vasos sanguíneos traslada la sangre en el organismo.

Tipos de vasos sanguíneos

Arterias

Las arterias son las que transportan la sangre en forma directa desde el corazón. Son vasos de gran tamaño que tienen mucha capacidad. A medida que se alejan del corazón, empiezan a disminuir su tamaño para ingresar a los diferentes órganos. Esto las transforma en arteriolas que a su vez se dividen en los capilares que se encargan de intercambiar los nutrientes por productos de desecho.

Las arterias se encargan de enviar la sangre oxigenada desde el músculo cardíaco al resto de los órganos y de llevar la sangre que no tiene oxígeno o es pobre en este compuesto hacia los pulmones para limpiarla y hacerla apta para circular nuevamente.

Arteriolas

Como explicamos más arriba, son las ramificaciones más pequeñas de las arterias. Son las estructuras principales de la resistencia vascular. Es aquí donde se producen las subas y bajas de la presión arterial. Esto permite un mayor intercambio entre los órganos de sangre con y sin oxígeno.

Capilares

Como también explicamos antes, los capilares son los vasos sanguíneos más pequeños de todos. Junto con las arteriolas y las vénulas forman la microcirculación.

Los capilares se dividen en tres grupos:

  • Capilares continuos: Estos permiten el intercambio de moléculas y de iones que se deslizan entre las grietas que se forman entre las células para nutrir la sangre.
  • Capilares sinusoidales: Aquí se incrementa el intercambio de sustancias y nutrientes entre el tejido y la sangre.
  • Capilares fenestrados: Por ellos pasan moléculas de gran tamaño con proteínas.

Tanto las arterias como las venas, las vénulas, las arteriolas y los capilares forman, junto con el corazón, el sistema circulatorio.

Vénulas

En este caso, hablamos de capilares que se unen y forman vasos sanguíneos más grandes que recogen la sangre de los capilares y la transportan. Al unirse entre sí, crean las venas. La estructura de las vénulas es porosa lo que permite que las células y los fluidos ingresen y se muevan por su interior más fácilmente.

Venas

Son los vasos sanguíneos más grandes junto con las arterias y que pueden verse a simple vista si la piel es clara. Se encargan de transportar la sangre por todos los órganos del cuerpo. llevan el oxígeno hasta el rincón más lejano del cuerpo. También, otra tarea importante que tienen, es la de transportar la sangre con poco oxígeno hacia los pulmones para “limpiarla” y para que el corazón se encargue de transportarla hacia las arterias.

Los diferentes tipos de vasos sanguíneos son los encargados de transportar los nutrientes que el cuerpo necesita. Merecen tanto cuidado como cualquier otra parte del organismo y, gracias a ellos, nuestros sistemas se mantienen siempre en excelente estado.

Tipos de soluciones químicas

Una solución química es un compuesto en el que se mezclan dos o más sustancias. Dichas sustancias pueden estar en estado sólido, gaseoso o líquido.

Dependiendo del tipo de componentes de los que se trate, las soluciones químicas pueden clasificarse en diferentes tipos como veremos a continuación.

Tipos de soluciones químicas

Las soluciones químicas permiten mezclar más de un elemento para obtener otro.

Conocer los tipos de soluciones químicas implica adentrarse un poco dentro del mundo de las sales, los solutos y los solventes. Es apasionante saber cómo ocurren los procesos químicos y aquí, pudiste ahondar un poco más en el tema.

Según el nivel de mezcla de sus componentes

En este caso se refiere a la mezcla de componentes y si se los puede diferenciar o no.

Solución heterogénea

Los componentes se mezclan pero aún así se pueden diferenciar uno de otro. Un claro ejemplo es el agua y el aceite.

Solución homogénea

Los componentes se mezclan de manera tal que no se pueden identificar ni diferenciar uno de otro. En este caso podemos hablar del agua y el azúcar, por ejemplo.

Según su concentración

Existen diferentes tipos de soluciones de acuerdo a la concentración de sus componentes. Esto indica la capacidad del solvente(que es el componente que se encuentra en mayor proporción en la fórmula) de disolver o no el soluto.

Solución insaturada

También se la conoce con el nombre de solución diluida. En este caso la cantidad de soluto es diminuta en comparación del solvente. Un ejemplo muy claro es el de los jugos en polvo o el del café instantáneo, pues en ambos casos, el soluto -que es el polvo que colocamos en el agua- es mucho menos que el solvente.

Solución saturada

Se trata de una solución en la que la cantidad de soluto que está disuelto es mayor que la del solvente. A mayor cantidad de solvente, menor será su poder de disolución. Un claro ejemplo es tener un vaso con agua y agregarle sal poco a poco. Llegará un momento en el que el agua no alcanzará a disolver el soluto.

Solución concentrada

Se la conoce también como no saturada. En este caso ambos componentes (soluto y solvente) están en desequilibrio , pues el porcentaje de soluto está cerca de lo establecido por la solubilidad pero aún así no es suficiente.

Soluciones según su carga eléctrica

Las soluciones poseen cierta carga eléctrica dependiendo, como todos sabemos, de sus componentes. En este caso, tenemos dos grandes divisiones en cuestiones químicas.

Soluciones electrolíticas

Pueden transmitir electricidad y cargarse de la misma. Este tipo de fórmula se la conoce también con el nombre de iónica.

Soluciones no electrolíticas

En este caso, los componentes no son capaces de conducir electricidad. El soluto se disuelve hasta casi llegar al nivel molecular.

Soluciones según su estado

Seguro sabes que la materia puede adquirir tres estados diferentes: líquido, sólido y gaseoso. Pues bien, las soluciones químicas también pueden pasar por dichos estados. Veamos algunos ejemplos:

Soluciones líquidas

Los sólidos disueltos en líquido como el agua salada serían un ejemplo palpable. También puede darse líquido con líquido como por ejemplo cuando mezclas agua con alcohol.

Soluciones sólidas

En este caso nos referimos a las aleaciones cuando se mezcla el carbono con el hierro y se obtiene acero.

Soluciones gaseosas

Un claro ejemplo y que tenemos todos a mano es el aire, pues está formado por diferentes gases o el humo.

Tipos de medicina alternativa

La medicina alternativa son aquellas terapias que no tienen un sustento probado mediante el método científicos y, que provienen de diferentes culturas alrededor del mundo, siendo algunas muy antiguas. La mayoría tienen en común el usar estímulos para recuperar la estabilidad energética sobre el cuerpo.

Conocida también como medicina no convencional o, su aplicación se da en en conjunto con medicina tradicional, se le da el nombre de medicina complementaria. Este tipo de prácticas combinan el tratamiento del cuerpo y el alma, buscando un equilibrio que permita tratar enfermedades.

Continuar leyendo →