Ir al contenido

Tipos de isomería

La isomería consiste en un fenómeno propio de la química en el que intervienen dos elementos llamados isómeros. Dichos compuestos pueden tener la misma fórmula empírica. Sin embargo, dicha estructura toma distintas formas.

Esto significa que dos isómeros que aparentemente son diferentes, van a contar con la misma fórmula estructural. Sin embargo, al estar escrita de diferente manera, van a tener propiedades completamente ajenas entre si, además de distintos tipos de enlaces.

En los diferentes tipos de isomerías siempre hay intervención del carbono.

Tipos de isomería

Estructural

Los compuestos presentan la misma fórmula estructural, sin embargo, cuando se realiza la fórmula desarrollada, la estructura cambia de un componente al otro.

De esqueleto

En este caso las distintas alternativas que ocurren en las moléculas pueden ser ramificadas o lineales, por ejemplo como ocurre en los alcanos que cuentan con cadenas de cuatro carbonos (C) o más de ellos.

De posición

Se encuentra en algunos grupos funcionales cuando se produce un cambio de posición con respecto de la cadena principal. Este tipo de isomería es común en todos los alcoholes y en aquellos enlaces de moléculas dobles.

De función

En este caso, la isomería se da en elementos que están formados por moléculas iguales, con la misma fórmula molecular y con esqueleto similar. Sin embargo, los grupos funcionales son completamente diferentes. En este caso, hablamos de las cetonas junto con los aldehídos.

Espacial geométrica

Aquí tenemos un tipo de isomería un tanto especial, pues se presenta cuando existen enlaces dobles. En este caso es necesario que existan sustituyentes diferentes para cada uno de los átomos. Cabe destacar que lo particular de esto es que los dos sustituyentes pueden estar dentro del mismo plano en el enlace doble o en planos diferentes tanto por debajo como por encima de los mismos.

Óptica

Se la conoce también con el nombre de estereoisomería. Está constituida por cuatro sustituyentes distintos. Cuando ocurre esto, el átomo se transforma en un átomo activo ópticamente. Algunos de ellos tienen la capacidad de desviar los rayos de luz polarizados que se mueven de derecha a izquierda.

De compensación o por compensación

Se la conoce también con el nombre de metamería. Son compuestos que presentan una función que corta la cadena en trozos o porciones de largos diferentes entre si. Actualmente no es el tipo de isomería más empleado, pues se usaba durante la antigüedad. Era aplicado a los aldehídos y a las cetonas los cuales hoy en día son considerados como isómeros de función.

Tautomería

En este caso, hablamos de un tipo de isomería especial en el cual un átomo se transpone entre las dos estructuras. Por lo general se trata de un átomo de hidrógeno. Esto provoca el equilibrio entre las dos formas. Esto ocurre, por ejemplo, en un compuesto del grupo OH (oxígeno e hidrógeno) y la unión entre uno o dos átomos de carbono con doble enlace. Es muy común en las cetonas con la unión o transposición de un átomo de hidrógeno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.