Tipos de relajación

Existen diferentes tipos de relajación. Si nos atenemos a la definición del diccionario, es un conjunto de ejercicios que ayudan a reducir todas las tensiones ya sea que se trate de problemas físicos, mentales o una combinación de ambos.

Los distintos tipos de relajación se combinan con ejercicios para controlar, sobre todo, el estrés y la ansiedad. El principal objetivo de la relajación es reducir el sistema de activación automático para disminuir la actividad del cerebro.

Existen diferentes tipos de relajación de acuerdo a tus necesidades

Relajación pasiva

La relajación pasiva es una de las técnicas más populares de relajación. Se recomienda para las personas que tienen presión alta, problemas musculares o para quienes siempre buscan algún ejercicio de relajación para hacer en casa.

Cada sesión dura unos 20 minutos y es dirigida por un profesional mediante diferentes palabras de calma acompañadas con música.

Recuerda no hacer este tipo de relajación por tu cuenta a menos que hayas adquirido la suficiente experiencia.

Relajación muscular progresiva

En este caso, el tipo de relajación consiste en “aflojar” las partes del cuerpo en diferentes grupos. Se comienza por los brazos y las manos seguido de las piernas, los pies, el tronco y finaliza en el cuello.

Relajación autógena

Se basa en la autosugestión y se tarda algunos días en aprender el modo de realizarla. Lo principal en este tipo de relajación son las frases que la inducen. Se regulan los latidos cardiacos y se incrementa la tranquilidad de quien la practica.

Biofeedback

Este tipo de relajación le facilita a las personas influir en los procesos que el cuerpo realiza de manera involuntaria como por ejemplo el bruxismo, la depresión y los ataques de asma.

Meditación

La meditación es una forma de relajación que se puede hacer en la casa en un pequeño rincón. Solo necesitas vestir ropa cómoda y encontrar un asiento confortable. Con tan solo 5 minutos por la mañana o por la noche tendrás más que suficiente. Existen diferentes variantes de meditación tales como la meditación con luz blanca y la meditación guiada entre otras.

Yoga

El yoga es otra técnica de relajación en la que algunas poses permiten que el cuerpo entre en un estado relajado. Una de las indicadas para esto es la asana del hombre muerto que consiste en acostarse en la esterilla y relajar no solo el torso sino también los brazos y las piernas mientras se mantienen los ojos cerrados. Otra pose que puedes probar es la asana del niño que consiste en arrodillarse y bajar la cabeza hasta tocar la esterilla al mismo tiempo que se llevan los brazos hacia atras y respiras en forma profunda y lenta.

Respiración

Las diferentes técnicas de respiración ayudan también a la relajación. Ya sea que se trate de respiración profunda, la abdominal o la alternada de las fosas nasales. Todas ellas son igual de efectivas para lograr la relajación.

Como puedes ver, existen diferentes tipos de relajación. Todo dependerá de lo que más se adecue a tus necesidades y al tiempo que tengas.

 

 

 

Formato para citar (APA)

“Tipos de relajación” (s/f.). En Hay Tipos. Disponible en: https://haytipos.com/relajacion/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *