Tipos de trastornos alimenticios

Los trastornos alimenticios son condiciones de salud caracterizadas por cambios fuertes en la conducta alimentaria, además de otros problemas derivados de la mala alimentación o que gatillan la condición.

Este tipo de problema de salud afecta mayormente a mujeres adolescentes, pero varones y personas de diferentes edades también pueden sufrirlos. El tratamiento incluye el trabajo con varios profesionales de la salud física, mental, nutricionistas y el apoyo y comprensión de familia y cercanos.


Las personas con trastornos alimenticios tienen una visión distorsionada de su cuerpo, lo que los lleva a actitudes obsesivas o poco sanas para cambiarlo. A diferencia de lo que se cree, existen muchos tipos de trastornos de la conductas alimentaria, los cuales se clasifican en los siguientes grupos.

Las personas con trastornos alimenticios pueden sentirse obesas cuando en realidad están delgadas

Anorexia

La anorexia es un trastorno caracterizado por la disminución rápida y alarmante del peso corporal, ya que la persona tiene una percepción distorsionada de su cuerpo en la que lo ve con exceso de grasa u obesidad. Hay dos tipos de anorexia.

  • Anorexia nerviosa: La persona restringe al máximo el consumo de alimentos
  • Anorexia nerviosa purgativa: No solo se restringe el consumo de alimentos, sino que se vomita tras comer, además de usar diuréticos o laxantes.

Bulimia

La bulimia se caracteriza por el consumo excesivo de alimentos en los llamados atracones, tras los cuales intenta eliminarlos mediante diferentes métodos. Acá lo más notorio es el descontrol y los esfuerzos desmedidos por recuperarlo. Hay dos tipos de bulimia:

  • Bulimia purgativa: La persona vomita después de comer o, toma laxantes y diuréticos
  • Bulimia no purgativa: Los atracones vienen seguidos de ayunos y rutinas excesivas de ejercicio

Megarexia

A diferencia de la mayoría de los trastornos alimenticios, quienes sufren megarexia son obesas pero al verse al espejo tienen una imagen distorsionada en la que se perciben como delgadas. No reconocen su exceso de peso y siguen comiendo de manera poco sana.

Permarexia

Quienes sufren de permarexia tienen terror a engordar pese a tener un peso normal o incluso un poco bajo. Para ello realizan dietas muy restrictivas en calorías. Las personas con permarexia son candidatas a convertirse en anoréxicas.

Ebriorexia

La ebriorexia se caracteriza por el consumo de alcohol, lo que hace que quienes la sufren ayunen o limiten extremadamente las calorías que comen, para compensar las calorías vacías de las bebidas alcohólicas.

El trastorno de ebriorexia puede venir combinado con bulimia y, muchos de quienes la padecen también sufren de alcoholismo.

Vigorexia

La vigorexia se caracteriza por la realización de ejercicios físicos excesivos y el consumo de alimentos para ganar musculatura, dejando de lado una alimentación completa. Quienes sufren este trastorno, ven en el espejo un cuerpo delgado y desprovisto de esos músculos que tanto buscan.

Trastorno por atracón

El trastorno por atracón se caracteriza por el consumo constante de alimentos de manera excesiva perdiendo cualquier control. Este puede darse como una forma de calmar la ansiedad o depresión. Si bien quienes lo sufren saben que no está bien lo que hacen, no logran detener ese comportamiento.

Los trastornos alimentarios se combinan entre sí y, son efecto de problemas previos que llevan a las personas a estas conductas peligrosas que, de no ser tratadas a tiempo, pueden llevar incluso a la muerte.

Formato para citar (APA)

“Tipos de trastornos alimenticios” (s/f.). En Hay Tipos. Disponible en: https://haytipos.com/trastornos-alimenticios/ [Consultado: ].