Ir al contenido

Tipos de solventes

Los solventes se conocen también con el nombre de disolventes. Son sustancias químicas que permiten que un elemento aparte se disperse dentro de esta última. Esto ocurre siempre que hablemos a nivel de moléculas o de iones. Esto provoca que la sustancia dispersa se disuelva. Esta acción se denomina solvatación, el proceso por el cual se produce la formación de interacciones entre las moléculas.

Tanto el soluto como el solvente son los componentes de una solución. El soluto es la sustancia que mediante su disolución produce una mezcla denominada homogénea. Cabe destacar, que dicho soluto puede ser sólido, líquido o gaseoso. Por otro lado, las soluciones pueden ser heterogéneas cuando es posible distinguir cada uno de los componentes u homogéneas en el caso de que sus compuestos sean imposibles de distinguir.

Tipos de solventes

Los solventes pueden contar con diferentes tipos de elementos químicos.

Solventes de acuerdo a su polaridad

Polares

Son sustancias en las que su cantidad de electrones es asimétrica. Contienen moléculas con polos positivos y negativos que se encuentran distanciados. Dentro de esta clasificación encontramos los solventes próticos que tienen un enlace OH o NH y los apróticos que no lo contienen como sucede en el caso de la acetona.

Apolares

Se trata de sustancias orgánicas cuya distribución en lo que respecta a los electrones no es asimétrica. Esto significa que, dicha sustancia carecerá de polaridad.

De acuerdo a su naturaleza química

Solventes orgánicos

Son los compuestos orgánicos del tipo volátil que se emplean de forma individual o también en algunos tipos de mezclas con otros componentes diferentes sin que se modifiquen. Suelen emplearse para disolver objetos y también como materias primas.

A su vez se subdividen en hidrocarburos donde el carbono es el núcleo más importante del solvente además del hidrógeno. En ambos casos, pueden estar en forma saturada o no de acuerdo a si sus cadenas son abiertas o cerradas. Uno de ellos es el flúor y también entra en esta categoría el yodo. Los solventes simples pueden ser de cadena abierta saturados, cíclicos saturados o cíclicos no saturados.

Derivados

En este caso, se reemplaza una de las partículas de hidrógeno por otras de otros grupos funcionales tales como los alcoholes, los éteres, los aldehídos y las cetonas.

No hidrocarburos

En este caso, el elemento básico es el disulfuro de carbono. Este es un elemento químico muy inflamable que puede explotar si no se lo maneja con mucho cuidado.

Es importante ser conscientes a la hora de trabajar con sustancias solventes, pues pueden ingresar en nuestro organismo de diversas maneras: por inhalación, a través de la piel o por ingestión.

De acuerdo a su composición

Puros

Son los solventes que solo están formados por un único compuesto químico que no puede subdividirse.

Simples

En este caso, los solventes cuentan con ciertos compuestos denominados impurezas que son originados por otro elemento que provienen de un solvente no puro.

Mezclas o compuestos

Son un tipo de solvente formado por dos o más elementos. Suelen ser solventes de diferentes usos como en el caso de la industria química o para limpieza de diferentes lugares u objetos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.