Ir al contenido

Tipos de respiración

La respiración consiste en el intercambio de gases que ocurre entre el medio ambiente y los seres vivos que allí habitan. En el caso de las plantas, el intercambio ocurre entre el dióxido de carbono (CO2) y el oxígeno (O2). Esto significa que las plantas absorben dióxido de carbono y emiten oxígeno durante la fotosíntesis. Por otro lado, en cuanto al ser humano y a los animales, el proceso es totalmente inverso, pues respiran oxígeno pero emiten dióxido de carbono.

La respiración en los seres humanos y en los animales, presenta dos fases bien definidas. La primera es la inspiración en la que el oxigeno ingresa a los pulmones. La segunda parte comprende la espiración en la que los músculos de los pulmones, el diafragma y los músculos intercostales eliminan el dióxido de carbono.

Tipos de respiración

En el ser humano, el tipo de respiración -al igual que en el resto de los vertebrados terrestres – es pulmonar.

Tipos de respiración

Interna

Celular

Es el proceso mediante el cual las células transforman energía química por otro tipo que puede ser utilizado por la misma célula con otros fines. Durante el proceso, se degradan los componentes orgánicos y se transforman en elementos inorgánicos.

Aeróbica

Es el proceso durante el cual se metaboliza la energía debido a que las moléculas se oxidan por entrar en contacto con el oxígeno.

Anaeróbica

Este tipo de respiración no necesita del oxígeno pero si de los nitratos o sulfatos los cuales actúan dentro de la cadena de transporte de los electrones que conforman el ATP o adenosín trifosfato.

Externa

Pulmonar

Es la que predomina entre los vertebrados terrestres entre los que se incluye la especie humana. El oxígeno ingresa por la nariz y por la boca, recorre el sistema respiratorio hasta terminar en los pulmones donde se realiza un intercambio gaseoso. Al finalizar el circuito, el organismo exhala dióxido de carbono.

Traqueal

Este tipo de respiración, que es la más común en los insectos, ocurre en la tráquea. Este órgano recorre todo el cuerpo del animal y se contacta con el exterior por medio de unas aberturas que se denominan espiráculos los cuales se abren para poder tomar el oxigeno del exterior.

Branquial

Este tipo de respiración es propia de los animales que habitan dentro del agua. Cuentan con unos orificios denominados branquias que presentan forma de láminas y que poseen una gran cantidad de vasos sanguíneos. El proceso ocurre dentro del agua donde los animales toman el oxígeno que se encuentra en ella.

Cutánea

El proceso de la respiración tiene lugar a través de la piel o dermis. En este caso, es necesario que la piel esté húmeda, la misma sea blanda y presente muchos pliegues o glándulas en las mucosas que le permiten mantener la humedad. Este tipo de respiración es propia de los anélidos y de muchos anfibios los cuales la combinan con la pulmonar.

Vegetal

En las plantas, no debe ser confundida la fotosíntesis con la respiración. Con respecto a la primera, se transforman los nutrientes en energía gracias a la acción del sol. En cambio en la respiración, las plantas toman el dióxido de carbono a través de los estomas – un tipo de células que forman parte de la epidermis de la planta- y liberan oxígeno al medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.