Tipos de vertebrados

Se les llama vertebrados a todos los animales que cuentan con un sistema óseo, denominado esqueleto, que se desarrolla dentro de su cuerpo. Esto incluye, además, cartílagos y una capa de piel que puede estar cubierta de vello o de escamas. También se encuentra presente el sistema muscular que los cubre que está ubicado por debajo de la capa de la piel.

Actualmente se conocen más de 60.000 especies diferentes de vertebrados los cuales se dividen en distintas familias de acuerdo a sus características particulares. Lo que todos tienen en particular es que se puede distinguir las extremidades de la cabeza y del tronco.

Tipos de vertebrados

Las ardillas pertenecen al grupo de animales vertebrados.

Tipos de vertebrados

Mamíferos

Los mamíferos se dividen en dos grupos: los terrestres y los acuáticos. Por un lado, los primeros cuentan con pelo que les cubre todo el cuerpo mientras que los segundos tienen la piel mucho más lisa y de textura resbalosa al tacto. Todos ellos se encargan de dar de mamar leche a sus crías hasta que alcanzan la edad en la que pueden valerse por si mismos. Algunos son herbívoros, otros carnívoros e inclusive hay algunas especies de vertebrados mamíferos que consumen todo tipo de alimentos los cuales llevan el nombre de omnívoros. Algunos ejemplos de este tipo de animales son la vaca, el caballo, las ballenas, los delfines, los gatos y los leones, entre otros.

Dentro del grupo de vertebrados, también encontramos al ser humano, que pertenece a los mamíferos al igual que las cabras, las ovejas, los perros o los gatos.

Aves

Son animales cuyo cuerpo está cubierto de plumas, sus huesos son huecos lo cual hace que su estructura ósea sea liviana y esto les permite levantar vuelo. Cuentan con alas que, en su mayoría, les permiten emprender vuelo salvo en contadas ocasiones. Sus crías nacen a través de huevos. Muchas aves tienen la capacidad de nadar o de correr a grandes velocidades. Algunos ejemplos de este tipo de vertebrados son las gallinas, las avestruces, las águilas, los alcatraces y las palomas, entre otros.

Peces

Su cuerpo está cubierto de escamas y su respiración es a través de branquias. Se reproducen por medio de huevos y la mayoría de ellos vive en cardúmenes. Algunos de ellos son el atún, la anchoa, el pez payaso o los peces voladores, por ejemplo.

Reptiles

En este caso, tienen el cuerpo cubierto con escamas. Las mismas le dan, a casi todos los reptiles, una textura realmente áspera y similar a los huesos por lo dura que es al tacto. Muchos de ellos no tienen patas como es el caso de las serpientes que reptan para movilizarse, mientras que otros, como las iguanas, si cuentan con extremidades que utilizan para trasladarse de un lugar a otro.

Anfibios

Al contrario de los reptiles, su piel es suave y siempre permanece húmeda. Viven tanto fuera como dentro del agua. Entre ellos encontramos las ranas, los sapos y las salamandras.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *