Tipos de picaduras de insectos

Las picaduras de insectos son muy comunes. Pueden provocar reacciones de inmediato o luego de unas horas de producidas. Como algunos de los insectos que las provocan pueden ser muy peligrosos para la salud del ser humano, es importante saber qué tipo nos ha picado y cuál es el resultado de dicho ataque.

Si bien asociamos las picaduras a los mosquitos o a las abejas, muchos insectos son capaces de dejar sus huellas en nuestra piel y provocarnos diferentes grados de molestias que, en algunos casos pueden transformarse en algo muy grave que requiera de intervención médica.

Tipos de picaduras de insectos

Las picaduras de insectos pueden provocar diferentes reacciones en el organismo.

Tipos de picaduras de insectos

Mosquitos

La picadura de mosquito forma un pequeño bulto rojo de forma circular y produce una reacción inmediata o hasta dos horas después de producida. Puede dar comezón durante mucho tiempo y permanecer de la misma forma entre uno y dos días.

Mosquito tigre

Este insecto, de color blanco y negro, proviene del sudeste asiático y no supera los 10 milímetros.Este mosquito transmite una enfermedad llamada Chikungunya. Al inocular las sustancias durante la picadura, el virus ingresa al cuerpo y puede provocar fiebre, dolor articular y de cabeza, intolerancia a las luces brillantes y enrojecimiento en el cuerpo.

Mosquito del dengue

La picadura de este mosquito, cuyo nombre científico es Aedes aegypti, puede provocar náuseas, vómitos, sarpullido, dolores musculares, detrás de los ojos y en las articulaciones. Los síntomas del dengue tienen una duración aproximada de entre 2 y 7 días. Cabe destacar, que este mosquito también puede ser portador del virus de la fiebre amarilla. Reconocer este insecto es simple, pues presenta marcas de color blanco en su abdomen y en sus patas que pueden verse a simple vista. Además, tiene la característica de actuar más durante el día que por la noche.

Los mosquitos que pican son las hembras y lo que causa la comezón es la saliva que el insecto inocula por debajo de nuestra piel.

Abejas y avispas

En el caso de las abejas, estas mueren después de haber picado, pues pierden el aguijón que queda en la piel de la víctima. En cambio, las avispas no lo pierden. Las abejas pueden causar mucho dolor y es necesario extraer el aguijón de inmediato, pues puede producirse un choque anafiláctico. Por otro lado, las avispas pueden picar e inclusive morder causando enrojecimiento de la piel. Como no pierden el aguijón, la reacción puede durar unos pocos días y la molestia se alivia aplicando cremas tópicas.

Tábanos

Las picaduras de tábanos son muy comunes en verano. El insecto, cuando inocula su veneno, provoca que aparezca una gran roncha en la piel que produce mucho dolor en la zona. Al igual que los mosquitos, el tábano se alimenta de sangre y puede provocar síntomas como la urticaria, una alergia sistémica e inclusive un choque anafiláctivo.

Pulga

La picadura de este insecto puede ser muy molesta ya que produce un gran picor. Se caracteriza por presentar pequeñas ronchas que aparecen en grupos que puede causar reacciones alérgicas cutáneas.

Arañas y hormigas

Ambos insectos son muy comunes en nuestros jardines y parques. En ambos casos, no hablamos de picaduras en específico sino que más bien se trata de mordeduras. En el caso de las hormigas, su mordedura puede provocar inflamación en la piel, pus e inclusive ampollas. Por otro lado, las mordeduras de araña presentan un aspecto como los que solemos ver en los tiros al blanco: circular con un punto en el centro que causa mucha picazón. Es importante aclarar que no todas las arañas producen los mismos efectos, pues unas pueden ser más peligrosas que otras de acuerdo a la especie y al veneno con el que el insecto cuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *