Tipos de hernias

Las hernias son protuberancias de tejido que logran sobrepasar la musculatura que los sostiene en su lugar, creando bultos que pueden llegar a sobresalir generando cuadros altamente dolorosos y, en muchos casos peligrosos. Hay personas con más propensión a sufrir de hernias, ya sea por enfermedades anteriores, cirugías o por presentar obesidad.

No son pocos los que sufrirán una hernia a lo largo de su vida, ya que son bastante comunes y pueden deberse a una gran cantidad de factores. Su tratamiento suele ser quirúrgico, a veces de urgencia cuando los síntomas son fuertes.


Las hernias pueden darse en diferentes partes del cuerpo y a cualquier edad, lo que permite clasificarlas en diversos tipos. Según esto, el médico realiza diversos exámenes para dar con el mejor tratamiento y aliviar al paciente.

La mayoría de las hernias se soluciona con una cirugía

Hernia inguinal

La hernia inguinal es la más común y, justamente se da en la ingle. Según su extensión puede alcanzar la zona testicular en el caso de los varones, quienes justamente son más propensos a sufrirlas.

Hernia umbilical

La hernia umbilical se da cuando los tejidos alrededor del ombligo no cierran bien el recién nacido. En los casos graves los médicos las detectan en los primeros meses de vida, pero si es pequeña y aumenta con los años, es posible que sea descubierta durante la infancia e incluso la adultez.

Hernia femoral

La hernia femoral es más común en mujeres y se por el debilitamiento del músculo justo abajo de la ingle. Si no se trata, puede provocar el estrangulamiento del intestino, por lo que los médicos la solucionan de forma quirúrgica antes que genere problemas graves.

Hernia incisional

La hernia incisional es una consecuencia de cirugías abdominales, en las que el tejido se sale por la zona donde se hizo la incisión traspasando la cicatriz. Es una de las complicaciones quirúrgicas más comunes y la gravedad depende de su tamaño y si existe estrangulamiento.

Los médicos tratan este tipo de hernias de manera quirúrgica, colocando una malla que mantendrá los tejidos en su lugar.

Hernia epigástrica

La hernia epigástrica suele darse tras levantar mucho peso o hacer esfuerzos que comprometen la musculatura abdominal en la zona que va entre el esternón y el ombligo.

Este tipo de hernias aparecen normalmente en gente joven o de edad media y, el tratamiento es quirúrgico.

Hernia de disco

La hernia de disco se da en los discos de la columna vertebral, siendo más comunes en la región cervical y lumbar. En estas, el disco se degenera y parte de su núcleo gelatinoso sale provocando dolor.

Conocidas también como hernias de núcleo pulposo, pueden deberse a una lesión o degeneración de uno o más discos. Muchas personas las padecen sin saberlo, ya que no generan síntomas hasta que tocan raíces nerviosas o la misma médula generando dolor, debilidad e incluso dificultades de movimiento.

El tratamiento de las hernias de disco varía según su ubicación y gravedad. Si son leves se utiliza la terapia física, pero si son más graves o no se consigue aliviarlas, el médico puede optar por diferentes cirugías según los requerimientos del paciente.

Las cirugías para reparar hernias están entre las más frecuentes, siendo una forma de corregirlas y permitir que parte importante de los pacientes pueda llevar una vida normal, aunque estas pueden reaparecer si no se tienen los cuidados necesarios.

Formato para citar (APA)

“Tipos de hernias” (s/f.). En Hay Tipos. Disponible en: https://haytipos.com/hernias/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *