Ir al contenido

Tipos de emociones

Las emociones influyen en nuestro comportamiento todo el tiempo. Los seres humanos nos caracterizamos por ser emocionales. Todo lo que sentimos influye en nuestro día a día y algo que debemos aprender, a medida que crecemos, es que es necesario aprender a manejar dichas emociones para tener una vida plena.

De acuerdo al diccionario, las emociones son “alteraciones de ánimo intensas y pasajeras, agradables o penosas que van acompañadas de cierta conmoción somática”.  Dichos sentimientos surgen dentro del sistema límbico. Dicho sistema es una red de neuronas que se encuentran en el cerebro y que regulan las diferentes respuestas fisiológicas que tiene el cuerpo a los estímulos.

Tipos de emociones

El miedo es una emoción que todos sentimos en algún momento de nuestra vida.

Emociones primarias

Son las emociones que todos los seres humanos tenemos y que son la respuesta a diferentes estímulos.

Tristeza

Es una emoción negativa que se produce en respuesta a la valoración que realizamos a algo, a alguien o a una acción determinada. La tristeza puede describirse como la sensación de pérdida o fracaso y puede ser actual o como un reflejo de algo que pasó en el pasado.

Felicidad o alegría

La felicidad es una emoción positiva que experimentamos a lo largo de nuestra vida desde que nacemos. Está comprobado que cuando algo nos hace felices se convierte en nuestra motivación para mejorar y conseguir las metas que nos hayamos propuesto.

Miedo

El miedo es una de las emociones que más se han investigado. Es uno de los sentimientos que se perciben cuando nos encontramos frente a lo que creemos que es un peligro real. Cuando sentimos miedo, nuestro bienestar mental y el físico se ven amenazados y nuestro cuerpo segrega ciertas hormonas que nos indican que debemos huir de dicho mal.

Sorpresa

Se trata de una emoción que no es ni positiva ni negativa. Se experimenta cuando sucede algo que no se espera.

El estrés, la ansiedad y otras emociones negativas pueden ser beneficiosas para la salud ya que nos permiten ver la realidad tal cual es.

Desagrado

El desagrado es una emoción que experimentamos cuando algo que ocurre nos repugna. Una de las respuestas que suelen ocurrir al sentir desagrado son las nauseas o el malestar.

Enojo o ira

La ira surge cuando el cuerpo necesita auto-protegerse de los ataques de otras personas. Si nuestro pensamiento es que la otra persona nos ofendió o nos degradó, puede ser que la ira surja de nuestro interior y la experimentemos en forma de enojo, cólera, frustración e indignación.

Secundarias

Las emociones secundarias surgen después de que experimentamos las primarias. Por ejemplo si experimentamos miedo por un estímulo determinado, de inmediato sentiremos enfado o amenaza, las cuales serían emociones secundarias.

Positivas

Son aquellos sentimientos que influyen de manera beneficiosa en nuestro organismo. Son las llamadas emociones saludables. Nos ayudan a pensar mejor y a actuar en forma correcta. Un ejemplo es la alegría y también la emoción.

Negativas

Al contrario de las anteriores, este tipo de emociones afectan nuestro comportamiento de manera negativa. Se las conoce también con el nombre de toxicas y siempre las experimentamos con un gran deseo de evitarlas.

Ambiguas

Son aquellos sentimientos que, dependiendo de la persona, causan placer o son negativas. Un ejemplo es la sorpresa. Existen personas que adoran ser sorprendidas mientras que, por el contrario, otros individuos lo detestan.

Sociales

Son las emociones que sentimos cuando estamos con otras personas. Un ejemplo muy claro de este tipo de emociones es la admiración que podemos llegar a sentir ante alguien en particular. Este tipo de sentimientos también tiene su lado negativo, pues podemos mencionar los deseos de venganza que forman parte de este grupo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.