Tipos de combustibles

Los combustibles son todos aquellos materiales que son capaces de liberar energía cuando sufren el proceso de oxidación en forma rápida, además del desprendimiento de calor al quemarse. Esto va a liberar energía de su forma potencial conocida como energía de enlace y la va a transformar en energía utilizable tal como puede ser la térmica, por ejemplo.

La energía que se produce por la quema de los  elementos combustibles tiene diferentes funciones en la vida de todos los días tal como sucede con la calefacción, con la electricidad o con el movimiento de los motores de las diferentes maquinarias (vehículos de todo tipo o máquinas industriales).

Tipos de combustibles

La gasolina es uno de los combustibles utilizados por los automóviles.

Combustibles fósiles

Son aquellos que se formaron hace cientos de años a partir de los restos de plantas y animales. Luego de miles de años de evolución, los restos de los seres vivos se depositaron en el fondo del mar o de otras masas extensas de agua y fueron cubiertos por grandes capas de sedimentos que se apilaron encima unas de otras. Gracias a la presión que ejercían las mismas y a diferentes tipos de reacciones químicas, esos restos se transformaron en los llamados combustibles fósiles que utilizamos a diario.

Entre los combustibles fósiles más conocidos podemos encontrar aquellos que son derivados del petróleo tales como las naftas, las gasolinas y el fueloil, entre otros. También se encuentran los gases procedentes del petroleo tales como el butano, el propano y el gas natural. Por último, no debemos olvidar el grupo de aquellos combustibles provenientes del carbón que pueden ser la turba, los lignitos y las hullas.

Si bien los combustibles fósiles son recursos renovables, es necesario esperar millones de años para que los restos de plantas y de animales puedan sufrir la transformación necesaria para transformarse nuevamente.

Biocombustibles

Los biocombustibles proceden de diferentes tipos de sustancias vegetales. Las mismas se emplean como combustible. Su principal fin es el de movilizar todo tipo de máquinas.  Al igual que los fósiles, necesitan de la intervención de ciertos químicos para lograr el resultado final.

Sólidos

En este caso, los combustibles aprovechan los diferentes restos vegetales sólidos tales como la madera o las cáscaras de los frutos que no se emplean para otro fin. Todos los componentes se colocan en pellas combustibles que, con el paso del tiempo, permiten obtener el combustible necesario.

Líquidos

Los combustibles líquidos proceden de transformaciones químicas que se producen en algunas materias del tipo orgánico. Algunos de ellos son el bioalcohol y el biodiesel además de los aceites y los diferentes tipos de alcoholes.

Gaseosos

Un ejemplo de este tipo de combustibles es el biogas el cual es un residuo que surge naturalmente de los restos de organismos vivos. La diferencia que tiene con los otros biocombustibles es que este se desarrolla dentro de una atmósfera controlada. Está compuesto por metano y dióxido de carbono en partes iguales.

Formato para citar (APA)

“Tipos de combustibles” (s/f.). En Hay Tipos. Disponible en: https://haytipos.com/combustibles/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *