Ir al contenido

Tipos de abdominales

Las abdominales forman parte del grupo de ejercicios que se emplean para tonificar una gran parte del cuerpo. No solo se utilizan para fortalecer la zona del abdomen sino que, dependiendo del lugar que se ejercite, también pueden fortalecer os músculos de los glúteos, de la espalda y de la cintura e inclusive los brazos y las piernas.

Sin embargo, hay que saber cuál es la técnica que se me emplea al momento de ejercitarnos para no cometer errores que pueden ser contraproducentes para la salud. Los calambres y los dolores pueden ser algo habitual si no se tienen algunos cuidados habituales como estirar la musculatura antes de comenzar con la rutina.

Tipos de abdominales

Las abdominales son ejercicios que nos permiten tonificar la musculatura.

Abdominales comunes o estándar

Son aquellas abdominales en las que lo único que se trabaja son los músculos que se encuentran en la parte baja del tronco. Para realizarlos es necesario tenderse boca arriba con las rodillas flexionadas y las plantas de los pies tocando el suelo. Coloca las manos detrás de tu cabeza y eleva el torso contrayendo los músculos del abdomen mientras lo haces.

Con cuerda o banda

Se utiliza una banda gruesa que le brinda resistencia al movimiento de contracción de los músculos. Para realizar este tipo de abdominales es necesario arrodillarse. Solo tienes que sostener la banda, que estará sujeta a una polea. Del otro extremo de la misma estará atada una pesa. Solo tienes que tomar la cuerda con ambas manos y tirar hacia abajo por detrás de tu cuello. Inclina tu cuerpo hacia adelante mientras contraes los músculos del abdomen y luego, lentamente, vuelve a la posición inicial.

Con empuje

Este tipo de abdominales se hacen utilizando un peso que puede provenir de discos o mancuernas. Para realizarlas necesitarás acostarte en un banco y extender los brazos hacia los lados. Levanta la parte superior del tronco lo más que puedas y vuelve a bajar en forma lenta sin dejar de contraer los músculos del abdomen.

Para lograr abdominales perfectos, es necesario eliminar las grasas malas de la dieta y realizar diferentes tipos de ejercicios con el fin de fortalecer la zona por completo.

Reversos

Se utilizan para tonificar la parte inferior del abdomen. Para realizarlas, acuéstate en el suelo y sube las piernas hasta dejarlas derechas. A continuación bájalas y súbelas sin tocar el suelo y sin flexionarlas.

Con torsión

Este tipo de abdominales se realizan con el fin de fortalecer los músculos que se encuentra en la zona lateral del cuerpo. Para realizarlos deberás acostarte boca arriba y apoyar las plantas de los pies en el suelo doblando las rodillas. Pon las manos detrás de la cabeza y los codos hacia afuera. Levanta el torso. Al mismo tiempo, cuando llegas arriba gira el torso hacia la izquierda. Baja en forma lenta, sin dejar de contraer la musculatura, vuelve a elevar el tronco y esta vez gira hacia la derecha. Repite los ejercicios hasta completar tu rutina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.