Tipos de yesos dentales

Los yesos dentales, utilizados para reparar piezas dentales o armar dentaduras postizas, están compuestos por sulfato de calcio (CaSO4) hidratado que fue calcinado para eliminar por completo su humedad y que, posteriormente, fue molido hasta transformarlo en polvo. Esto significa que necesita ser sometido a un gran calor para eliminar los líquidos que puedan contener en su interior.

Este tipo de yesos deben cumplir con ciertos requisitos para ser utilizados en los laboratorios dentales como el hecho de fraguar en forma rápida pero dándole al dentista el tiempo suficiente para manipularlo. También debe tener la capacidad de reproducir de manera exacta los dientes respetando hasta los más mínimos detalles y debe adquirir una gran resistencia una vez seco.

Tipos de yesos dentales

Los yesos dentales son utilizados en odontología.

Yesos dentales beta

Son yesos dentales de color blanco brillante. Si bien son los menos costosos, tienen menos resistencia. Se emplean como base de diferentes modelos y para realizar enfrascados o también montados.

Alfa 1

Se los conoce como yeso piedra debido a que cuentan con una gran dureza y exactitud tanto en las formas como en las dimensiones. Esto los transforma en el elemento ideal para confeccionar algunas restauraciones que deben tener la resistencia necesaria para no quebrarse. Se emplea principalmente para realizar modelos de muestra o de estudio y también para diagnóstico.

Alfa 2

Se lo llama Velmix o Dencita y se utiliza en aquellos trabajos en los que la precisión es lo más importante, además de la resistencia. En el caso del Velmix, se emplea para armar los diferentes tipos de modelos de trabajo mientras que la Dencita es exclusivamente utilizada para los modelos en los que se debe realizar ortodoncia.

Es importante destacar que las diferencias entre los tipos de yeso se dan principalmente en la forma, la porosidad y el tamaño de la muestra. También es importante tener en cuenta que la cantidad de agua que se le agregue a la muestra influirá en la diferencia.

El uso de los yesos dentales es relativamente reciente. En 1930 comenzaron a ser utilizados en odontología en remplazo de otros materiales que no tenían tanta durabilidad y eran difíciles de manejar.

De acuerdo a su composición

Podemos dividir a los yesos dentales en diferentes categorías de acuerdo a sus compuestos:

  • Tipo 1: se compone de yeso del tipo París. Hoy en día está discontinuado y no se utiliza.
  • Tipo 2: es el yeso para modelos y el que más se emplea en los laboratorios. Es el que mejor se adapta a los tejidos blandos.
  • Tipo 3:  es el tipo de yeso que presenta una mayor resistencia y además se adapta perfectamente a los tejidos blandos, sobre todo cuando se trata del armado de dentaduras completas.
  • Tipo 4: es un tipo de yeso de alta resistencia que se endurece y presenta una expansión muy pequeña al fraguar.
  • Tipo 5: los yesos del tipo 5 aparecieron hace poco tiempo. Su resistencia es mucho mayor y mejora ante una proporción menor de agua y polvo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *