Tipos de violencia verbal

La violencia verbal es un instrumento por medio del cual los abusadores mantienen el control sobre otra u otras personas. Este tipo de maltrato se puede dar tanto entre padres e hijos como también dentro de una pareja o, inclusive, en los lugares de trabajo o en las calles.

Sin embargo, este tipo de violencia en ocasiones no implica que la persona se sienta mal sino que solo puede sentir cierta tristeza o un claro sentimiento de baja autoestima. Los abusadores verbales sienten mucho placer al inferir violencia verbal sobre las victimas, pues se sienten superiores aún a costa del sufrimiento ajeno.

Tipos de violencia verbal

Los gritos son parte de la violencia verbal.

Violencia verbal: retener información

Un tipo de violencia verbal puede ser la retención de información. La persona nunca comunica sus ideas, ni sus pensamientos y mucho menos sus sentimientos. Esto es una forma de violencia, sobre todo en lo que a la pareja se refiere. Lo que este tipo de personas puede llegar a compartir son frases que informan sobre temas puntuales como ocurre en el caso de, por ejemplo, dónde se encuentra determinada calle o el valor de un artículo del supermercado.

Contraataque

Este tipo de violencia verbal se da en discusiones del tono filosófico y político. Consiste en una serie de argumentaciones en las que la víctima comparte cierta información pero que es siempre discutida y nunca se toma en cuenta.

Las personas que utilizan la violencia verbal como un medio para someter a otros se sienten poderosos al hacerlo.

Descartar sus ideas

El hecho de no tomar en cuenta las opiniones de otras personas y solo aseverar que la propia es importante,  es otra forma de violencia que muchas veces suele ser sutil pero que, con el paso del tiempo, socava cada vez más en los sentimientos de la persona que es blanco de dicho abuso.

Ironía

La ofensa irónica, esa que se disfraza de chistes que a todos les hacen gracia menos a la persona abusada, es una forma de violencia verbal muy común en nuestros días.

Juzgar en voz alta

Las críticas y ser juzgado en forma negativa por otras personas, también puede constituir una forma de violencia de palabra.Cuando hablamos de críticas no nos referimos a información positiva que le permita a otra persona mejorar sino que casi siempre se trata de ofensas que pueden llegar a ser muy crueles e inclusive colaborar con la baja de la autoestima.

Socavar

Socavar verbalmente a una persona, consiste en minimizar todo lo que la víctima dice o sugiere lo cual la lleva a cuestionarse a si misma sobre la validez de sus palabras y sobre que tan útiles pueden llegar a ser sus dichos.

Amenazas

Obviamente, las amenazas son una de las maneras más comunes de infringir violencia verbal de una persona hacia otra. Pueden ser como gritos o no, pero las mismas suelen ser muy explícitas a tal punto que la victima puede darse cuenta en segundos que está siendo amenazada. En algunos casos, las amenazas llegan a ser tan violentas que quien las padece puede sentir que su propia vida está en riesgo.

Insultos

Los insultos, junto con las amenazas, suelen ser las formas más comunes de violencia verbal. Se pueden realizar en voz muy alta o en susurros para que solo las escuche la victima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *