Tipos de verbos

Los verbos son vocablos que expresan diferentes tipos de acciones o procesos que afectan las personas o a los objetos. Este tipo de palabras tienen una conjugación en la que se producen variaciones en su modo, el cual puede ser indicativo donde el emisor afirma o niega algo como verdadero “Has usado mi saco ayer”; subjuntivo cuando expresan acciones que pueden ser posibles “Dudo que hoy llegue a horario” e imperativo que son aquellos que hacen referencia a una orden “Naden en la piscina”.

Otra de las variaciones a las que es sometido cada uno de los verbos es en el tiempo, el cual puede ser presente,  pasado o futuro; en la persona que puede ser primera, es decir  cuando se expresa quien habla, la segunda persona que se refiere a aquel al que se le habla y la tercera persona que es aquello de lo cual se está hablando. Por otro lado, también se los puede distinguir por el número que puede ser singular o plural. En una oración funciona como núcleo del predicado.

La palabra “nadar” es un ejemplo de verbo ya que indica una acción.

Por ejemplo, si decimos “José baila un vals”, la palabra José es el sujeto de la oración, mientras que la palabra “baila” es la acción que provoca José lo cual corresponde a un verbo que se transforma en el núcleo del predicado que en este caso es “un vals”.

El verbo ir es muy especial, pues es el único que se puede escribir de manera diferente sin tener en cuenta su raíz, pues en el imperativo de nosotros es “vamos” y que además, sin ser de la primera conjugación se le agrega ba en lugar de ia como ocurre en el caso de corría cuando se conjuga en imperfecto.

Tipos de verbos

Transitivos

Son aquellos que expresan una acción que siempre recae sobre un objeto determinado. Suelen estar acompañados por objetos directos. Por ejemplo, “Juan canta una canción” o “María escribe una carta”.

Intransitivos

Se trata de verbos que expresan la acción que el sujeto realiza. Puede tratarse de un objeto indirecto. Por ejemplo “Juan habló mucho” o “Matías rió muy fuerte”.

Pronominales o reflexivos

Tienen la función de expresar una acción que siempre alude al sujeto. Un ejemplo de este tipo de verbos en una oración es “José María se enferma con frecuencia” o “Esta noche Marta necesita dormirse temprano”.

Impersonales

Son los verbos que se conjugan en infinitivo utilizando la tercera persona del singular. Por ejemplo “Amanece a las 6 de la mañana”, “Siempre llueve en el mes de abril”.

Defectivos

Son los tipos de verbos que se conjugan solo en ciertos tiempos y con personas específicas. Ocurre en el caso de abolir, atañer, agredir, transgredir y balbucir, entre otros.

Auxiliares

Son verbos que se utilizan para formar la que se conoce como voz pasiva y también forman parte de los tiempos compuestos de la voz activa. Por ejemplo “Ser imitado no es de su agrado” o “Me quedaré estudiando para el final toda la noche”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *