Ir al contenido

Tipos de variables estadísticas

Las variables estadísticas permiten medir o agrupar objetos o personas de acuerdo a un tipo de característica en particular. Puede ser que se trate de, por ejemplo, el tipo de cabello, la edad o la estatura – en el caso de un conjunto de personas-. Dichas variables también se utilizan para medir la cantidad de horas, días, meses o años en las que suceden determinados eventos, entre otras cosas.

A grandes rasgos, podemos definir dos grandes grupos de variables. Uno de ellos es el grupo de variables cuantitativas o de cantidad y el otro es el de variables cualitativas o de calidad. Con el primero se pueden realizar mediciones y utilizar números mientras que con el segundo se analizan las características del grupo a analizar.

Tipos de variables estadísticas

Las variables permiten realizar diferentes mediciones en estadística

Tipos de variables estadísticas

Cualitativas

Como dijimos antes, este tipo de variables no pueden ser calculadas con números o cifras de ningún tipo, sino que se clasifican por medio de palabras. Dentro de este grupo encontramos:

Variables cualitativas nominales

Son variables que no tienen ningún tipo de orden en específico como ocurre, por ejemplo, cuando se nombran los colores de un conjunto de elementos.

Ordinales

Al contrario de las anteriores, en este caso sí se sigue un orden en específico como ocurre, por ejemplo, con el nivel de estudios de una persona que puede ser primario, secundario o terciario o con el poder adquisitivo que se divide en bajo, medio o alto.

Binarias

En este caso, hablamos de variables que tienen como resultado  tan solo dos opciones. Un ejemplo de esto ocurre cuando se estudian las especies animales, pues se utilizan las variables macho o hembra para diferenciar los dos grupos.

Cuantitativas

Como bien te contamos más arriba, cuando hablamos de variables cuantitativas nos referimos a aquellas que se pueden asociar con cifras o números y permiten ser contadas. Dentro de las variables cuantitativas encontramos dos grupos muy característicos que son los siguientes:

Discretas

Son el tipo de variables estadísticas cuantitativas que emplean números enteros que no son finitos. Un ejemplo de esto puede ser la cantidad de alumnos que hay en un curso o el número de personas que se registraron en un hotel para las vacaciones de verano.

Continuas

En este caso, hablamos de un tipo de variables que emplean valores que son finitos y también objetivos. La características principal con la que cuentan es que en muchas ocasiones pueden contener una coma  acompañada de decimales entre sus cifras. Por ejemplo, nos referimos a este tipo de variables cuando hablamos de las medidas de un tornillo 5,5 mm; 5,6 mm o 5,7 mm.

Independientes

En este caso, hablamos de variables que no dependen de otras para tener un valor determinado. Dentro de un gráfico se representan en el eje de las abscisas y se les suelen asignar ciertos valores que resultan arbitrarios.

Dependientes

Son las que, como su nombre lo indica, dependen de otra variable para existir. Esto significa que se ven influidas por otras que en algunos casos pueden ser externas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.