Tipos de trastornos depresivos

Se le llama trastornos depresivos a un conjunto de enfermedades cuyo principal síntoma es la tristeza que se presenta en forma patológica. En el caso de la medicina, podemos definir a los trastornos depresivos como un conjunto de dolencias que se dan en simultáneo.

Por lo general, esta enfermedad impide que las personas puedan realizar sus tareas de manera habitual, pues el principal síntoma es el desgano y la falta de voluntad para hacer lo que antes realizaban sin problemas o que les causaba placer.

Tipos de trastornos depresivos

Los trastornos depresivos se caracterizan por presentar una profunda tristeza.

Tipos de trastornos depresivos

Depresión mayor

Este tipo de trastorno depresivo es el más representativo de todos. Esto se debe a que es el que incluye la mayor cantidad de síntomas. Por lo general, el paciente se muestra apático, desganado y melancólico. Existen casos extremos en los que se produce lo que se denomina como estupor depresivo en el que el paciente no se mueve e inclusive deja de beber y alimentarse.

Dentro de los trastornos depresivos conocidos como mayores aparecen los que se conocen como delirantes. En este caso, los individuos presentan creencias que son totalmente erróneas pero que están seguros de que son verdaderas. Los delirios, por lo general incluyen la culpa o la ruina.

La depresión es un problema de salud mental que puede caracterizarse por una pérdida persistente del interés por sobre las actividades que se realizan a diario que incluyen los hobbies y el trabajo.

Distimia

La distimia es un tipo de trastorno depresivo que se conoce por algunos síntomas tales como la inestabilidad en el carácter, una gran ansiedad y muchos altibajos en el estado de ánimo. Otros de los síntomas característicos de esta enfermedad es el padecimiento de una muy baja autoestima y una gran desesperanza.

Trastorno de ansiedad y depresión

Se trata de una enfermedad en la que se conjugan, de manera moderada, la ansiedad y la depresión.

Depresión atípica

Se caracteriza por un constante cambio de estados de ánimo. Suele ser el contrario a la depresión que conocemos, pues los síntomas son totalmente diferentes a lo que estamos acostumbrados. Es decir que se produce un incremento del apetito y la persona no duerme por largas temporadas.

Trastorno afectivo estacional

Este tipo de trastornos depresivos se dan durante los cambios de estacionales. Por lo general, ocurren durante el otoño y el invierno porque se asocian con los cambios en la iluminación. Los principales síntomas son sueño excesivo, ganas de comer productos a base de hidratos de carbono y, además, presentan los síntomas típicos de cualquier depresión.

Trastorno bipolar

Este tipo de enfermedad incluye episodios alternados de euforia y alegría junto con depresión. Quienes sufren de bipolaridad suelen ser hiperactivos, padecen de insomnio y son muy irritables. Cabe destacar también que sufren de exaltación en las funciones mentales que puede llegar a la manía.

Trastorno ciclotímico

En este caso, hablamos de manifestaciones que son leves y para nada predecibles. Pueden pasar de la euforia a la tristeza en poco tiempo y estar varios días así sin tener un motivo aparente para ello. Se trata de personas muy inestables.

Formato para citar (APA)

“Tipos de trastornos depresivos” (s/f.). En Hay Tipos. Disponible en: https://haytipos.com/trastornos-depresivos/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *