Tipos de autoestima

La autoestima es todo aquello que percibimos nosotros de nosotros mismos. Tiene profundamente que ver con la percepción que poseemos de nuestra forma de ser, sentir, pensar, etc. y va a influir de forma positiva o negativa en nuestra relación con el entorno social que nos rodea.

Si desglosamos la palabra autoestima entonces entenderemos un poco más de su significado, auto de sí mismo y estima cariño que se posee por algo, entonces en este sentido la autoestima es como nos queremos o valoramos a nosotros mismos.

La autoestima se clasifica en:

Autoestima alta o positiva

Las personas con este tipo de autoestima no presentan problemas para relacionarse con otras personas, en ellas son raros los conflictos o reacciones agresivas  y los sentimientos relacionados a la depresión.

Dado que poseen un grado de aceptación propia alta es que pueden realizar las actividades cotidianas y enfrentar nuevos desafíos de forma positiva. Es común que ayuden o impulsen a las personas que poseen autoestima media o baja, es por ello que generalmente son menos criticados.

Generalmente no vacilan a tomar decisiones, la definición en sus vidas es una forma de ser no una forma de hacer las cosas. No tienen miedo al fracaso, por lo que es común que este tipo de personas ocupen puestos altos, gerenciales, o bien, emprendan su propia empresa. Son personas que viven el presente pero se focalizan en el futuro, en metas ciertas, es por eso que usualmente pueden sufrir  de ansiedad.

Autoestima baja o negativa

Es común que personas con este tipo de autoestima se presenten negadas, pesimistas y con un grado elevado de negación que les permite ver más allá de lo que consideran problemas. Usualmente viven en el pesado o regresando continuamente a él. Es por esta condición que un individuo con baja autoestima muchas veces teme en decidir y hasta en ocasiones delega dicha responsabilidad ante la incapacidad que siente de hacerse cargo de ciertas situaciones.

A este tipo de autoestima se lo relaciona con la timidez y la inseguridad. Es común el desarrollo de ciertas enfermedades psicológicas como las fobias, las obsesiones, el estrés y la paranoia. Algunos autores expresan que dicha personalidad puede devenir de una infancia con trastornos emocionales, agresiones físicas o verbales, situaciones de miedo, etc. aunque no es condición necesaria.

En algunas situaciones esta falta de autoestima los puede llevar a aceptar ciertos tratos o situaciones en las que pueden salir perjudicados, y dada su condición suelen sentir que aquello les corresponde.

Autoestima media

Este tipo de autoestima es el más común entre la gente. Es el grado de autoestima que permite llevar una vida estable y que produce los menores efectos a nivel psicológico. Pueden presentar problemas psicológicos, pero generalmente devienen de alguna situación particular. Las personas que poseen este tipo de autoestima viven el presente.

El estado anímico de las mismas varía generalmente con el entorno, es decir, si poseen o no un problema, si tienen un viaje, si les falta o no dinero etc. Son individuos no muy estables emocionalmente, es por ello que se ven afectados bajo los cambios constantes.

Formato para citar (APA)

“Tipos de autoestima” (s/f.). En Hay Tipos. Disponible en: https://haytipos.com/autoestima/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *