Tipos de volcanes

Los volcanes son montañas o en algunas ocasiones cerros que cuentan con una abertura en su parte superior por donde se escapan diferentes tipos de materiales cuando los mismos entran en erupción y son despedidos por la misma con una gran fuerza. Suelen ser estructuras que están compuestas por material que se denomina fragmentado y también por lava.

Cuando el volcán entra en erupción, parte de lo que es desprendido es roca fundida que se origina en el manto terrestre. A esto se lo denomina magma. Cuando el mismo sale a la superficie, pierde todos los gases que contiene debido a que los mismos se evaporan. Parte de dicho magma escurre por las laderas de la montaña transformándose en lava lo cual modifica el relieve.

Tipos de volcanes

Muchos volcanes tienen una altura tal que su cumbre suele estar cubierta de nieve.

Tipos de volcanes

Estratovolcanes o volcanes compuestos

Son los más grandes y su forma es de cono. Presentan un cráter en el centro que se forma con diferentes capas de lava que allí se deposita y por escoria, cenizas y también arena. Se los denomina compuestos porque se fueron formando con el producto de diferentes erupciones a lo largo del tiempo. Suelen contar con cimas nevadas a unos 2500 metros de altura y tener una gran superficie que, en muchos casos, supera los 1000 km².

Los volcanes más activos del mundo son el Etna en Sicilia, Italia; el Piton de la Fournase en la Isla Reunión; el Fimmvorduhals en Islandia; el Kilauea en Hawaii y el Monte Yasur en Vanatu.

Calderas

Surgen después de grandes erupciones en las que se derrumba o colapsa la parte del centro o todo el volcán en su totalidad lo que deja al descubierto el cráter que se conoce como caldera.

En escudo

Se caracterizan por ser montañas de gran altura pero que tienen pendientes suaves. Las mismas se formaron gracias a los ríos de lava que de allí surgieron que las “pulieron”, por decirlo de alguna manera. Lo que ocurre es que al ser lava de origen basáltico, es más líquida y, por lo tanto, no se acumula. La misma es despedida a través del orificio de ventilación central o de todos los orificios de ventilación al mismo tiempo. Esto permite que se forme un cono de gran tamaño.

Domos de lava

Son de tamaño pequeño y presentan pendientes abruptas que se producen debido a la gran cantidad de lava que se acumula en el área.

Conos de cenizas o escoria

Son de tamaño muy pequeño a comparación del resto de los tipos de volcanes y, tal cual su nombre lo indica, surgen debido a la acumulación de ceniza y de escoria. Cuando hablamos de conos de ceniza, nos referimos a estructuras que se forman por sobre el ventiladero. Si bien tienen erupciones, las mismas suelen pasar desapercibidas debido a que no causan ningún tipo de daño. Por otro lado, los conos de escoria, surgen de los fragmentos de lava que se desprenden al producirse una erupción. Son relativamente bajos siendo su altura máxima unos 230 metros y su diámetro unos 500 metros. No mantienen su forma durante mucho tiempo, pues las diferentes erupciones los modifican.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *