Tipos de tejidos animales

Los seres vivos están compuestos por diferentes tejidos animales que forman todos sus órganos. Cada uno de ellos presenta una función específica y se diferencian muy bien unos de otros.

Podemos observar tejidos animales a simple vista y, en otros casos, es necesario usar un microscopio o realizar una incisión en el organismo pues se hallan en su interior. Estos tejidos animales se conforman por diferentes células que se encuentran dentro de la matriz extra celular.

Tipos de tejidos animales

Los tejidos animales forman parte de todos los órganos del cuerpo.

Tejidos animales epiteliales

Este tipo de tejidos protegen la parte exterior de algunos de los órganos internos del cuerpo tales como el estómago, los intestinos y  también la boca. Cubren también la parte interna del tubo digestivo, de los vasos sanguíneos y de las vías respiratorias para evitar que el contacto con el aire y los líquidos del exterior los dañe.

Glandulares

Este tipo de tejidos animales se encargan de producir sustancias que intervienen en los procesos de la digestión, la reproducción y la excreción. Se componen de células epiteliales que forman parte de las glándulas. A propósito, podemos nombrar diferentes tipos de glándulas tales como las endocrinas que son las que vierten sus productos en la sangre y las exócrinas que lo hacen de forma invertida. Inclusive, existe un tercer tipo que es la combinación de las dos anteriores que son las mixtas.

Musculares

Son los tejidos animales que permiten que los órganos internos se muevan y además provocan el desplazamientos en los seres vivos. Existen varios tipos de tejidos musculares:

  • Tejido muscular estriado: Está conformado por células cilíndricas. Forman parte de los músculos de las manos y de las piernas. Sus movimientos se hacen en forma voluntaria.
  • Tejido muscular liso: Se conforma con células que tienen la forma de un huso. Se encuentran en la vejiga y en el tubo digestivo. Al contrario de las anteriores, estas presentan movimientos involuntarios.
  • Tejido muscular cardíaco: Está formado por células de apariencia estriada y el único lugar en el que se encuentra es en el corazón.

Tejidos óseos

Son los que conforman los huesos y se encargan de sostener todos los tejidos musculares y también los blandos. Al ser tejidos duros, le dan rigidez al cuerpo y permiten que se pueda desplazar sin problemas. Además sirve de reserva para el fósforo y el calcio que son tan importantes para la buena función del organismo.

Tejidos sanguíneos

Están conformados por la sangre, las plaquetas, los glóbulos y el plasma. Se encargan de mantener la temperatura regulándola y también de transportar el oxígeno a los órganos interiores del cuerpo y el dióxido de carbono al exterior además del resto de los nutrientes.

La sangre cuenta con dos tipos de glóbulos, los rojos que transportan el oxígeno y los blancos que son la barrera de defensa de las diferentes enfermedades.

Tejidos nerviosos

Este tipo de tejidos se encarga de coordinar e integrar todas las funciones que el organismo debe realizar. Cuenta con dos tipos de células principales: las neuronas que están ubicadas en el cerebro y las células neuroglicas cuya principal tarea es la de proteger al sistema nervioso y sostenerlo.

Formato para citar (APA)

“Tipos de tejidos animales” (s/f.). En Hay Tipos. Disponible en: https://haytipos.com/tejidos-animales/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *