Tipos de sustrato

El sustrato es la tierra que se emplea para el cultivo de las plantas a las que se le agregan diferentes nutrientes de acuerdo al tipo de terreno o a los vegetales que allí se encuentren.  Se prepara con el fin de brindarle a los cultivos el medio perfecto para que crezcan y se reproduzcan mucho más rápidamente.

Dentro de cada tipo de sustrato se controlan, además de los componentes, el nivel de humedad, el de acidez o pH, la cantidad de materia orgánica presente y también la inorgánica, entre otros aspectos similares.

Tipos de sustrato

El sustrato permite que las plantas crezcan mucho más fuertes y con mayores nutrientes

Tipos de sustrato

De acuerdo a sus propiedades

Químicamente inertes

Son aquellos que solo le dan soporte a la planta pero que no intervienen en la fijación de los nutrientes que la misma absorbe.

Químicamente activos

Además de actuar como soporte, aportan todo tipo de nutrientes que las plantas absorben. Los vegetales  almacenan el sobrante que se libera a medida que los mismos lo necesitan.

De acuerdo a sus componentes

Naturales

Agua

Es el sustrato más utilizado para cultivos hidropónicos. Se sabe que las plantas necesitan de este elemento para sobrevivir. Es por esta razón que muchas veces las plantaciones se desarrollan directamente sobre el agua.

El sustrato, por lo general es muy diferente a lo que se puede apreciar en el suelo en general.

Arena

La arena cuenta con una capacidad media de retener el agua y, con el paso del tiempo, adquiere cierto aspecto compacto. Se suele mezclar con turba para ser utilizada como sustrato en plantas que se siembran en macetas.

Grava

La grava corresponde a partículas de entre 5 mm y 20 mm de diámetro aproximadamente. Las más utilizadas por las personas que se dedican al cultivo son la piedra pómez que se conoce como tepojal y también el cuarzo.

Tierra de origen volcánica

Este tipo de sustrato es levemente poroso con un pH elevado lo cual le brinda una gran aireación y retiene muy poca agua. Suele ser muy heterogéneo lo que presenta una seria dificultad para su manipulación.

Turba

Se trata de un tipo de sustrato que proviene de la descomposición natural de los vegetales que se produce a lo largo del tiempo. Existen dos tipos de turbas, las rubias y las negras. Las primeras suelen tener una mayor cantidad de materia orgánica además de una mayor aireación y más capacidad de retención de líquido. Es por esta razón que, muchas veces, se prefiere mezclar ambos tipos para un mejor resultado.

Corteza de pino

La corteza de pino proviene de los cortes que se realizan en las madereras tanto crudo como en composta. Cabe recalcar que es preferible emplear la ultima opción para utilizar en la siembra y cultivo.

Fibra de coco

Este es uno de los sustratos más empleados para semilleros, sobre todo cuando se mezcla con turba que es la parte orgánica de dicha sustancia. Es importante tener en cuenta que, antes de ser utilizada, la fibra de coco debe ser lavada para eliminar las sales con las que pueda llegar a contar.

Artificiales

Perlita

Este tipo de silícea volcánica que se somete a altas temperaturas en forma natural y se transforma en un tipo de sustrato de muy baja densidad lo cual presenta una gran capacidad para retener el agua. No tiene una gran durabilidad y su pH es del tipo neutro y, para un mayor aprovechamiento, se mezcla con otro tipo de sustratos.

Lana de roca

Surge de fundir rocas de basalto, del tipo calcáreo y de carbón cuando supera los 1600º C. Esto provoca un material homogéneo que es muy sencillo de manejar que presenta una gran aireación y la suficiente retención de agua. Su duración se limita a tan solo unos 3 años.

Vermiculita

Es similar a la anterior pero su textura es de grano mucho más fino. Su obtención es a través de la exfoliación de micas que se encuentran a más de 800ºC. Tiene una gran aireación y una muy alta capacidad de retener el agua, sin embargo, con el tiempo se compacta y es necesario renovarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *