Tipos de sociedades mercantiles

Las sociedades mercantiles son un acuerdo entre dos o más personas que cuentan con un capital que se presenta en función de la actividad económica o los objetivos que tenga la empresa.  Es necesario que, para que entre en funciones, tenga el consenso de todos los miembros de la misma. La finalidad es la de realizar actos comerciales que estén sujetos al Derecho de Comercio.

Este tipo de sociedades de negocios se centran en realizar algún tipo de actividad que puede tener diferentes objetivos. El más importante es obtener ganancias monetarias sin importar el rubro al que se dedique. Cabe destacar que existe la obligación de que cada uno haga su aporte monetario para que se logre un fin económico.

Tipos de sociedades mercantiles

Las sociedades mercantiles ocurren cuando dos o más personas se unen con fines comerciales.

Sociedades mercantiles anónimas

Este tipo de sociedades mercantiles, que se pueden encontrar con las siglas de S.A., pueden estar formadas por una sola persona o por varias que aportan capital para formarlas. Dicho capital se divide en acciones que aportan los socios que pueden ser en bienes, derechos o dinero.

Sociedad de Responsabilidad Limitada o (S.R.L.)

Las S.R.L. cuenta con un capital inicial que se divide en participaciones que se acumulan. Esto se hace en partes iguales, es decir que nadie puede tener una mayor participación que los otros socios. Todos los participantes pueden obtener beneficios y además tienen derecho a tomar decisiones ejecutivas, de formar parte de la Junta Administrativa.

Todas las sociedades mercantiles deben regirse por sobre el derecho mercantil o comercial de cada país en particular y, si se dedican a la importación o exportación de productos, deben acatar las leyes de cada país con el cual realizan sus negocios.

Sociedades Laborales

Este tipo de sociedades mercantiles son las más raras hoy en día. El capital es aportado directamente por los trabajadores de manera directa lo cual transforma dichos empleados en socios. Esto no significa que haya personas externas a dicha empresa que también formen parte de la sociedad.

Colectivas

Este tipo de sociedades mercantiles deben contar con al menos dos personas. El capital que se aporta puede ser en dinero o créditos. Es importante aclarar que los socios tienen  todo el derecho de gestionar las decisiones en lo que tiene que ver con el control y la administración de la misma.

Cooperativas

Este tipo de sociedades mercantiles son muy diferentes a las anteriores debido a que los socios tienen una participación equitativa en las ganancias de la empresa siendo los mismos los que realizan los trabajos y producen el ingreso de dinero. Se trata de una asociación que cuenta con personas físicas o jurídicas las cuales desarrollan una actividad del tipo económico que es de interés común. Este tipo de sociedad presenta una gran ventaja, pues a mayor producción cada miembro de la sociedad recibirá una mayor ganancia. Para constituirla no se necesita de un mínimo o un máximo de dinero. La gestión de la asociación es democrática ya que todos los socios cuentan con los mismos derechos y pueden darse de alta o de baja cuando así lo deseen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *