Tipos de seguros de vida

Una de las pólizas más contratadas en la actualidad son los seguros de vida. Quien los procura, lo hace en función de prevenir futuros problemas económicos. También los contrata como una forma de proteger a los seres queridos si llega a fallecer.

Este tipo de póliza se realiza bajo un monto determinado que tanto la empresa como el beneficiario acuerdan al momento de firmar el contrato. El valor dependerá del tipo de seguros de vida que se firmen y de las características de la persona que los va a contratar, es decir si el individuo presenta una enfermedad preexistente o no.

Tipos de seguros de vida

Tipos de seguros de vida.

Seguros de vida individuales de riesgo puro

Estos seguros de vida no cuentan con capitalización. Esto significa que, si bien se paga una prima, la misma no sirve como un plan de ahorro. Al ser pólizas del tipo individual, solo cubren a la persona asegurada y no a sus familiares. Cuando hablamos de riesgo, se refiere a que compensa al asegurado en caso de que ocurra algún tipo de evento incierto o que no sea esperado. Cabe destacar que no todos los tipos de riesgos se pueden asegurar. El pago a los beneficiarios de dicho seguro, solo ocurre cuando se produce la muerte de la persona a la cual la póliza está cubriendo.

Los seguros de vida son pólizas cuya prima debe ser pagada mes a mes hasta el momento en el que sean utilizados.

Seguros de ahorro individuales

Este tipo de seguros de vida, al contrario de los anteriores, es el que brinda la opción de solicitar un pago del capital en función de las primas que el beneficiario ha abonado, las cuales incluyen algunas cláusulas que son adicionales y no siempre son seleccionadas por el titular de la póliza. Este tipo de póliza ofrece seguro de gastos diarios por internación. También brinda el pago por invalidez total o parcial, cobertura total en el caso de padecer algún tipo de enfermedad terminal. Inclusive se encargan de abonar los gastos de personas que recibieron un trasplante, por ejemplo. Cabe destacar que todas las compañías ofrecen coberturas que suelen ser mixtas, es decir que incorporan diferentes  tipos de modalidades como puede ser el pago al momento del fallecimiento y diferentes opciones en el instante de pensar en la capitalización.

Seguros colectivos

Este tipo de seguros de vida, tal como lo indica su nombre, están pensados exclusivamente para que varias personas puedan ser aseguradas dentro de la misma póliza. En este caso, hablamos de seguros que se sacan en lugares de trabajo en los que existen una gran cantidad de empleados. Los beneficiarios también pueden ser familias enteras, personas menores de edad o cualquier individuo que deseen incluir en la misma.

En caso de que no exista ninguna firma de familiares o beneficiarios puntuales, el monto a cobrar lo heredan los familiares directos de la persona fallecida. Esto significa que el dinero lo recibirán los hijos, padres, cónyuges o hermanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *