Tipos de rocas

Las rocas están compuestas por materias minerales de mayor tamaño que una piedra tradicional. Dichos minerales se asocian de manera natural conformándolas. Las rocas, como todos sabemos forman una parte muy importante de nuestro planeta debido a la masa que ocupan.

Las rocas no presentan una forma determinada, pues eso dependerá de la acción de los agentes externos como el agua, el viento y la presión atmosférica. Su textura y su nivel de porosidad puede ayudarnos a diferenciar los distintos tipos que existen.

Tipos de rocas

Las rocas forman parte de los relieves de cualquier terreno.

Rocas ígneas

Las rocas ígneas son el producto del enfriamiento y la solidificación del magma. Este último es lo que normalmente conocemos como lava que es el producto de las erupciones  de los volcanes en actividad. Este enfriamiento puede ocurrir tanto dentro de la corteza terrestre como por también por fuera de la misma.

En el primer caso, se da origen a las rocas llamadas ígneas plutónicas o intrusivas tales como el granito, la diorita y la tonalita. Por otro lado, las rocas sedimentarias que se dan de manera externa, llamadas volcánicas o extrusivas, se forman gracias a que el magma entró en contacto con la atmósfera o con el océano. En este caso podemos nombrar al basalto y a las obsidianas.

Sedimentarias

Las formaciones rocosas conocidas como sedimentarias se forman debido a la acción de diferentes agentes atmosféricos sobre rocas que ya existían con anterioridad. Esto significa que la meteorización fue ocasionada por diferentes agentes tanto físicos como químicos y también biológicos. Durante dichos procesos, las rocas se debilitan cada vez más y se fragmentan. El producto de esa rotura son sedimentos que se transportan hacia otros lugares por medio de los vientos, las precipitaciones y también por las corrientes de agua tales como el mar o los ríos. Al llegar a destino, las formaciones rocosas sedimentarias se acumulan en capas las cuales le dan diferentes franjas de colores que se pueden ver a simple vista. Algunos ejemplos de rocas sedimentarias tienen origen clástico como es el caso de la lutita o la arenisca. En el caso de que el origen sea químico o evaporítico hablamos de rocas como la caliza o la halita.

La gran mayoría de las piedras sedimentarias se crean en el fondo del mar y casi siempre están compuestas por arena y limo.

Metamórficas

En este caso hablamos de un tipo de rocas que se forman luego de que las sedimentarias fueron expuestas a largos periodos de mucho calor, mucha humedad o mucha presión. Esto provoca que se transformen -de ahí que este término las nombre -. Por ejemplo, el granito se transforma en gneis, las calizas en mármol y las lutitas pasan a denominarse como pizarras. No es muy habitual encontrar este tipo de rocas en territorios nuevos, geológicamente hablando. Suelen ser comunes en las montañas más altas como sucede en el caso de la cordillera de Los Andes.

 

Formato para citar (APA)

“Tipos de rocas” (s/f.). En Hay Tipos. Disponible en: https://haytipos.com/rocas/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *