Tipos de precipitaciones

La precipitaciones, que muchos relacionamos únicamente con las lluvias, pueden ser de diferentes tipos. De acuerdo al diccionario meteorológico, una precipitación es “cualquier forma de hidrometeoro que cae de la atmósfera y llega a la superficie terrestre”. La cantidad de agua, ya sea líquida, sólida o semi-sólida que llega a la tierra se denomina pluviosidad o también es conocida como monto pluviométrico.

Las precipitaciones son muy importantes en el ciclo natural, pues gracias a este fenómeno climático, las plantas y todos los seres vivos en general obtienen el agua que necesitan para sobrevivir. Sin el agua, el ciclo de la vida se vería interrumpido abruptamente.

Tipos de precipitaciones

Las lluvias, el granizo, el aguanieve y las nevadas son diferentes tipos de precipitaciones.

Lluvia

La lluvia está compuesta por gotas de agua. Este tipo de precipitación es el único que ocurre durante cualquier estación del año. La lluvia cae siempre mientras la temperatura del aire esté por sobre los 0º C (32º F). Puede tratarse de una caída leve de agua o algo más fuerte que se transforma en chaparrones o que, inclusive, puede provocar inundaciones si se prolonga en el tiempo.

Nieve

La nieve está compuesta por millones de cristales de hielo de tamaño microscópico que, al acumularse, forman escamas las cuales se transforman en copos de nieve. Para que caiga precipitación en forma de nieve la temperatura debe mantenerse siempre por debajo de los 0ºC (32ºF) pero sin llegar al punto de congelación aunque  tampoco debe superar los 0ºC para que la caída de la nieve sea constante.

Graupel

Se lo conoce como granizo suave. Son gotas de agua que se enfrían más de lo debido y se congelan hasta que caen por su propio peso. Si tomas unas de estas gotas de agua semi sólida y la presionas con tus dedos se aplastará y formará gránulos que al caer se comportarán como el agua nieve.

Granizo

Se lo suele confundir con el aguanieve aunque está compuesto en su total por hielo. Suelen caer cuando hay tormentas de hielo y su forma es redondeada y suave.

El tamaño del granizo varía, pues puede ser del tamaño de una lenteja o ser grande como una pelota de golf o béisbol lo cual lo transforma en algo muy peligroso para la integridad de personas, animales, plantas y objetos en general como los autos, las ventanas y los techos.

Aguanieve

El aguanieve es un copo de nieve que se derrite en forma parcial pero que después se vuelve a congelar al caer al suelo. La forma tradicional de este tipo de precipitaciones es pequeña y redondeada y cuando cae al suelo hace un sonido de rebote que es imposible de confundir con otro fenómeno meteorológico.

Lluvia helada

La lluvia helada puede confundirse, en ocasiones, con el aguanieve. Sin embargo es menos fría que esta última. La lluvia helada se da en climas muy fríos y, al caer al suelo, cubre todo con una capa muy fina de escarcha que suele ser muy resbalosa y peligrosa para transeúntes y vehículos.

Formato para citar (APA)

“Tipos de precipitaciones” (s/f.). En Hay Tipos. Disponible en: https://haytipos.com/precipitaciones/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *