Ir al contenido

Tipos de pintura

La pintura es un liquido que se aplica sobre las superficies para que las mismas cambien de color y para renovar su aspecto. Si bien al utilizarla su textura es húmeda, con el paso del tiempo se seca y queda una capa que se siente suave al tacto pero que no mancha ni moja la piel.

Para su aplicación se emplean brochas de diferentes grosores, pinceles, rodillos o directamente se introduce el elemento a pintar en dicho líquido. La pintura se compone de pigmentos, que son los que le dan el color y la opacidad o el brillo, aglutinantes cuya función es la de retener los pigmentos y plastificantes que, en algunos casos, le dan a la pintura un aspecto brillante y suave.

Tipos de pintura

Tipos de pintura

Tipos de pintura

Temple

Es un tipo de pintura que se utiliza mucho en las paredes interiores. Su textura es porosa y su aspecto es mate. Como no se puede lavar, es preferible no utilizarla en zonas donde abunde la humedad o en el exterior.

Plástica

Una de las ventajas que presenta es que puede ser limpiada y mantenerse sin manchas. Se emplea siempre en habitaciones o dormitorios pero no se aconseja que sea utilizada en baños o cocinas, pues como es impermeable no deja pasar la humedad y esto produce ampollas. Por lo general, es utilizada en paredes de yeso, cemento o similares. si se desea usar en otros materiales tales como el metal, es necesario someter a la superficie a un tratamiento que se denomina imprimación aunque su acabado no es del todo bueno.

Esmalte acrílico

Este tipo de pintura puede ser utilizada tanto en interiores como en el exterior. Se emplea en muebles, puertas, ventanas, paredes y techos. Es resistente al agua pero si se expone mucho al sol suele opacarse. Tiene la ventaja de ser lavable y soporta ser frotada para quitar manchas y suciedad.

Esmalte sintético

Este es uno de los tipos de pinturas de exterior más duraderos. Presenta una textura lisa y su aspecto no es brillante sino mate aunque hay opciones satinadas. Se emplea en la protección de maderas y metales de la corrosión y del paso del tiempo.

Al cemento

Presenta un aspecto mate y tiene una gran resistencia al desgaste y a la erosión provocados por el clima. Se utiliza en superficies rugosas, por lo general en el exterior de los hogares aunque en algunos lugares de mucha humedad, es necesario volver a pintar después del paso de algunos años.

A la cal

Se trata de un tipo de pintura de muy bajo costo. Gracias a su alto nivel de alcalinidad tiene la capacidad de destruir materia orgánica por lo que se emplea para pintar y recuperar muros en habitaciones abandonadas hace tiempo. Es antiséptica por lo que elimina todo tipo de hongos, nidos de insectos y moho. Sin embargo, no debe ser utilizada en el exterior ya que el agua de lluvia la elimina.

Lacado

Presenta una textura muy lisa y un aspecto brillante a la vista. Se emplea para pintar muebles de todo tipo y puertas. Es importante tener en cuenta sobre qué superficie se va a pintar, pues en ciertos tipos de bases, la pintura no se adhiere y su durabilidad es poca.

Barniz

Se emplea para proteger los muebles de madera del desgaste, pues al aplicarse una fina capa sobre ellos les da nueva vida y brillo además de un acabado y textura muy suaves.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.