Tipos de muros

Los muros son estructuras rígidas que se emplean como contención o como límites de diferentes tipos de terrenos o estructuras. Se utilizan para frenar las masas de suelo y otro tipo de materiales que se encuentren sueltos y que pueden deslizarse peligrosamente.

Un muro está compuesto por la puntera, que es la base conocida como cimiento, el tacón que es la parte del cimiento que se introduce por debajo del suelo, el talón que es la parte opuesta a la puntera y el alzado o cuerpo que es la parte del muro que se eleva a partir de los cimientos, se encarga de mantener la pared en su sitio y le da la altura correspondiente.

Tipos de muros

Los muros sirven para contener o rodear diferentes estructuras.

Muros de gravedad

Este tipo de muros contrarrestan su peso con el empuje del terreno. Son de grandes dimensiones y, gracias a esto, no realizan sobre esfuerzos. Este tipo de muros puede ser realizado en hormigón, en mampostería seca, prefabricados, con bloques huecos del tipo jardinera o también de piedra

Estructurales

Son muros fabricados en hormigón que se caracterizan por ser muy fuertes. Como deben trabajar con la gravedad, presentan cierto movimiento leve que es imperceptible al ojo humano. Tienen la característica de poseer una saliente sobre la que se apoya el terreno. Esto hace que el suelo y la pared trabajen al mismo tiempo.

Entre este tipo de muros estructurales encontramos los llamados “en L” y los “en T invertida”. Cuando se trata de murallas de gran altura, es necesario colocar elementos estructurales llamados contrafuertes en el interior del mismo que se colocan con espacios similares entre sí. Cabe destacar también que los contrafuertes también se colocan en el exterior de la pared para darle una mayor resistencia. En ciertas ocasiones, se hace necesario colocar un tirante que está constituido por un cable grueso de metal para que trabaje utilizando la tracción. A este tipo de muros se los denomina como muros atirantados.

Los muros son paredes muy gruesas que protegen construcciones y espacios de todo tipo.

De tierra armada y de suelo reforzado

Se realizan con grava (piedras pequeñas que se originan en la disgregación de las rocas) que se coloca en el interior de una estructura de metal que tiene la capacidad de resistir cualquier tipo de movimiento haciendo que el material y la estructura trabajen como una unidad al mismo tiempo. Al armarlos, se debe seguir un proceso donde se compactan para evitar que se desarmen y para que, al mismo tiempo, obtengan una mayor resistencia a pesar de los años.

De contención armado con geotextil

A este tipo de muros de contención se les colocan planchas de hormigón o de piedra. No tienen ningún tipo de fin estructural sino que es para evitar que haya desprendimientos en altura o en el mismo suelo. Se les colocan también bloques de hormigón huecos que se rellenan y que inclusive se les agregan semillas para crear jardineras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *