Tipos de pilas

En el mundo existen infinidad de pilas de distintas formas, tamaños y composiciones. Muchos objetos, hoy en día, funcionan con pilas ya sea que hablemos de relojes, juguetes, equipos de música y controles remotos, entre otros.

Así como existen diferentes objetos que se alimentan con la energía que emana una pila, también se puede hablar que existe una diferente para cada uso de acuerdo a los tipos y modelos que de ellas se hayan creado. Debes tener en cuenta que una pila puede contaminar, 200.000 litros de agua por lo que hay que ser cuidadosos dónde las desechamos.

Tipos de pilas

Las pilas son pequeños dispositivos desechables que proveen de energía a los objetos

Pilas alcalinas

Son las más comunes. No son recargables y en su composición se emplea el dióxido de manganeso y el zinc obteniendo su energía de la reacción química de estos dos componentes. Las altas temperaturas aceleran las reacciones químicas provocando que se gasten más rápido y el frío minimiza la pérdida de potencia. Los tipos de pilas alcalinas se dividen en AAAA, AAA, AA, C, D, N y A23. Las más pequeñas son las AAAA que miden 8.3 mm y las de mayor tamaño son las D cuya longitud alcanza los 58 mm.

Las pilas solo deben recargarse si son las adecuadas, pues su estructura está especialmente diseñada para ello.

Salinas

Contienen zinc y carbono en su interior y son cada vez menos usadas debido a que su duración es mucho menor que las alcalinas. Es importante que sepas que este tipo de pilas no es recargable y que si intentas hacerlo, pueden explotar y provocarte quemaduras.

Rectangulares

No son tan fáciles de conseguir. Por lo general están creadas para determinados elementos en particular, pues funcionan como las baterías de los autos: se recargan a si mismas con el uso. Son de mayor tamaño que las pilas comunes y su voltaje puede superar los 4.5 voltios.

Tipo botón

Son las que comúnmente se emplean para darle electricidad a dispositivos electrónicos pequeños como los relojes y los audífonos y es común encontrarlos en los juguetes chinos que hacen música. Al igual que las pilas comunes, las de botón también cuentan con diferentes componentes, pues pueden ser de litio o de óxido de plata, por ejemplo.

NiCd

Este tipo de pilas son recargables y están compuestas por níquel y cadmio. Cuentan con un efecto de memoria que provoca que su capacidad disminuya si no se las carga en forma correcta. Su durabilidad se extiende, como máximo, a unas 2000 cargas y descargas luego de lo cual deben ser desechadas.

NiMH

Estas pilas recargables, al contrario de las anteriores, no tienen problemas con la carga y descarga. Su velocidad es mucho mayor en cuanto a la carga y menor en la descarga. Hay que tener cuidado con el sobrecalentamiento porque pueden producir gases nocivos.

Las pilas son unos elementos muy importantes para hacer funcionar una gran cantidad de aparatos. Sin embargo, debemos tener cuidado dónde las desechamos para evitar problemas a futuro de contaminación ambiental. Es importante aislarlas bien antes de botarlas a la basura, pues no solo contaminan el agua sino también lo hacen en la tierra.

Formato para citar (APA)

“Tipos de pilas” (s/f.). En Hay Tipos. Disponible en: https://haytipos.com/pilas/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *