Tipos de piercing

Los piercing son diferentes tipo de perforaciones que se realizan en el cuerpo y cuyo objetivo consiste en ubicar alguna especie de alhaja para cambiar la apariencia personal. Este tipo de actividad puede ser atribuida a la cultura, a una moda o a algo netamente religioso.

En los últimos años ha ganado mucha aceptación en los grupos de adolescentes y adultos jóvenes quienes perforan su cuerpo en diferentes partes para colocar en esos lugares distintos tipos de aros. Esta técnica surgió en la antigüedad en la India donde se colocaban pequeñas piezas de piedra o huesos de animales con la esperanza que los defendieran de los malos espíritus.

 

Los piercing son diferentes tipos de perforaciones que se realizan en el cuerpo.

El vocablo piercing es un anglicismo, es decir una palabra que tiene su origen en el idioma inglés pero que se adaptó perfectamente al castellano. Corresponde al gerundio del verbo to pierce que significa perforar o agujerear.

Los piercing están hechos de muchos materiales entre los que figuran el acero quirúrgico, el oro, el platino y la silicona, es decir materiales que no provocan ningún tipo de alergia. Sin embargo, es importante aclarar que se necesita tener cierto conocimiento al momento de colocarlos para evitar problemas en cuanto a infecciones o similares.

Tipos de piercing

En la nariz

El piercing en la nariz es uno de los más atractivos y utilizados. Su empleo data de hace más de 4000 años en Medio Oriente. Se perfora el cartílago que se encuentra en el centro de la nariz y las aletas para colocar pequeñas argollas o piedritas.

En la oreja

Las orejas son los lugares preferidos para quienes adoptan este tipo de moda. Algunos de los lugares más comunes donde se colocan son en la parte del lóbulo, en el pliegue anterior de la oreja, en el targus (el cartílago que se encuentran en la parte delantera del oído), en el cartílago interno de la oreja y en la parte superior, es decir en el pabellón auditivo.

En la lengua

Se colocan piercings tanto en la punta de la lengua como en los costados de la misma y también en el frenillo. Es importante aclarar que esta zona al ser tan húmeda tarda mucho tiempo en cicatrizar y esto puede traer el desarrollo de diferentes tipos de infecciones. Por eso se recomienda emplear un enjuague antibacterial mientras cicatriza.

En los genitales

Existen diferentes tipos de piercing para lo genitales tanto masculinos como femeninos. Se sabe que los masculinos tardan más tiempo en cicatrizar, pues demoran entre 2 y 6 meses mientras que los femeninos solo 2 o 3 semanas.

En el ombligo

Son piercings muy similares a los que se colocan en el lóbulo de la oreja. Debido a que cuenta con una gran irrigación sanguínea, la posibilidad de cicatrización es mucho más rápida que en otras partes del cuerpo.

En las cejas

Colocar un piercing en la ceja puede tener un periodo de cicatrización muy largo, pues tarda en curarse entre 5 y 9 semanas debido a que es una zona en la que los vasos sanguíneos son abundantes y es una región con mucho movimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *