Tipos de paradigmas

Los paradigmas son algo complejo y el uso de este vocablo depende del lugar dónde se lo emplee. Por lo general, nos referimos a los paradigmas como modelos o ejemplos de algo. La palabra proviene del griego “parádeigma” que significa molde.

Hacer referencia a un paradigma es hacer mención de un ejemplo que se debe seguir en cuanto a la visión y perspectiva que allí se presenta. Al ser un modelo, es fácil comprender que un paradigma puede referirse a diferentes tipos de ramas de la ciencia.

Tipos de paradigmas

La educación presenta diferentes tipos de paradigmas.

Paradigmas científicos

El uso del paradigma de este tipo se empleó por vez primera en las ciencias. Es el resultado del pensamiento de Thomas Kuhn quien se desempeño como historiador y físico. De acuerdo a sus dichos, un paradigma se trata de “una completa constelación de creencias, valores y técnicas” los cuales hablan de la disciplina científica en cualquier momento histórico con diversos métodos que abordan teorías ya aceptadas que se dan por hechas.

Un ejemplo de este tipo de paradigmas son los modelos de partículas que son un postulado en la física teórica que explica cómo está compuesta la materia y las partículas subatómicas.

Los paradigmas científicos nos enseñaron a comprender mucho mejor que la materia no siempre fue como la conocemos ahora. Dentro de los paradigmas científicos encontramos el positivista, el constructivista y el post-positivista.

De investigación social

Existen diferentes paradigmas que se ponen en práctica cuando se trata de investigación en este tipo de ciencias. Dentro de estos encontramos al paradigma cuantitativo el cual tiene como misión construir el conocimiento de la manera más objetiva posible. Esto ocurre sin tomar en cuenta la parte subjetiva de quienes están involucrados. Por otro lado, encontramos los paradigmas cualitativos. Al contrario de los anteriores, se centran en la comprensión de los diferentes significado sociales y la subjetividad que lleva a su comportamiento.

En la educación

Aquí hacemos referencia a la manera en la que se piensa y se entiende el acto de educar a otra persona. Por lo general dichos paradigmas se encuentran bajo el modelo de diferentes tipos de pensamientos como el caso del conductismo que presenta una visión muy objetiva y cuyos resultados siempre se cuantifican de manera concreta por medio del aprendizaje condicionado por el uso de premios y castigos.

Por otro lado, encontramos los paradigmas cognitivos que están centrados en la forma de comprender el proceso de aprendizaje y de sumergirse dentro de la psiquis del sujeto en estudio invocando una visión racionalista.

Finalmente, también encontramos los paradigmas ambientalistas. Estos corresponden a aquellos que pueden incluirse dentro de todo lo que es histórico, social o socio cultural. Apunta a la forma en la que se aprende más que a los resultados obtenidos. La idea, en este caso, es que el aprendizaje esté relacionado con el entorno ya que si este se controla, se puede hacer lo mismo con la educación. Por último, encontramos el paradigma llamado constructivista el cual se ha transformado en una nueva tendencia en la que los alumnos tienen mucha más participación en el proceso de aprendizaje mediante experiencias y comparación con el resto de sus compañeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *