Tipos de muertes

Existen diferentes tipos de muertes. Se sabe que morir es lo que culmina con la vida luego de nuestro paso por la Tierra. Es un suceso inevitable que produce un gran impacto en la sociedad, sobre todo entre los familiares y amigos de la persona fallecida.

Es importante aclarar que no todas las muertes son iguales y que existen diferentes clasificaciones de las mismas de acuerdo a las circunstancias en las que sucedieron. En muchos casos, para averiguar cuál fue el origen del deceso, es necesario acudir a un médico especialista en el tema denominado forense.

Tipos de muertes

Los tipos de muertes consisten en la extinción de la vida y de sus procesos homeostáticos.

Muertes naturales

Son aquellas que ocurren después de una larga enfermedad o debido al degeneramiento natural del organismo por el paso de los años.

Violentas

Se asocian a aquellos hechos en los que ocurrió un suicidio, un homicidio o un accidente traumático de cualquier tipo. Por lo general, este tipo de muertes suelen adquirir un carácter de investigación por parte de personal especializado.

Súbitas o inesperadas

Son similares a las muertes violentas, pero estas pueden también provenir de una enfermedad que se desarrolló en poco tiempo o un accidente en el que la única persona involucrada sea el difunto.

De acuerdo a varios estudios, el último sentido que se pierde al fallecer es el del oído que se va perdiendo poco a poco.

Recientes y lejanas

Las muertes recientes son aquellas que ocurrieron hace poco tiempo y en el que el proceso de descomposición aún no comenzó. Las muertes lejanas, por otro lado, son las que ocurrieron hace más tiempo y donde el estado de putrefacción del cadáver es notable.

Rápidas

Son aquellas en las que la muerte se presenta de manera súbita y no hay tiempo para ningún tipo de reacción, tal es lo que ocurre en el caso de accidentes, por ejemplo.

Agónicas

Son aquellos tipos de muertes que se dan luego de un largo proceso como ocurre en el caso de algunas enfermedades del tipo terminal.

Muertes del lactante

Se la conoce también con el nombre de muerte súbita o muerte blanca. Ocurre en los bebés de entre 1 y 4 meses de vida y no tiene una causa aparente. Este síndrome aún no tiene causa conocida aunque muchos piensan que puede tratarse de falta de desarrollo en los reflejos respiratorios. Lamentablemente, este tipo de muertes se usan muchas veces para ocultar verdaderos crímenes que suelen ser atroces o traumáticos.

Por inanición

En este caso, la muerte se produce por la falta de una alimentación adecuada, es decir que el fallecimiento se produce por hambre y desnutrición.

Momentánea

Es el tipo de muerte que se puede revertir al emplear medidas de resucitación tales como el RCP (Resucitación Cardio Pulmonar).

Cerebral

En este caso, la persona fallece luego de entrar en un coma profundo lo cual lo llevó a entrar en estado vegetativo sin que el cerebro tenga las funciones normales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *