Ir al contenido

Tipos de motivación

La motivación es aquello que impulsa a las personas a realizar alguna tarea o a cumplir con sus metas. Se trata de algo muy importante para nuestro bienestar psicológico. Muchas veces, con esto es más que suficiente para que alcancemos cualquier objetivo que nos propongamos.

Esto ocurrirá siempre y cuando la misma sea siempre positiva, pues en ocasiones también puede ocurrir que se trate de algo negativo y que nos obligue a repensar nuestras prioridades. Como puede ocurrir con la frase “esto nunca lo voy a poder llevar a cabo”. Por fortuna, en la mayoría de los casos se trata de algo muy positivo que siempre nos da un impulso hacia adelante.

Tipos de motivación

El estudio puede ser un tipo de motivación para poder llegar a la meta de obtener un título universitario.

Tipos de motivación

Intrínseca

Se la define como es uno de los tipos de motivaciones más positivas. Se relaciona siempre con los impulsos internos. Es la que viene de nosotros mismos por metas que nos ponemos y para lograr tranquilidad y satisfacción al lograrlas.

Extrínseca

Es el tipo de motivación que se obtiene del exterior, es decir que ocurre cuando otras personas nos “empujan” a hacer algo positivo en nuestra vida. Dicho impulso puede no provenir de una persona en específico sino de un grupo de individuos.

Personal

Se la conoce también como primaria y se trata de algo que proviene solamente de su interior. Es aquella que satisface la necesidad propia de cada individuo como ocurre con la comida y el agua, por ejemplo.

Secundaria

Se trata de un tipo de motivación que se denomina también social. Entre las recompensas que espera cada persona encontramos la sensación de mayor seguridad, el respeto de los otros individuos y el reconocimiento de sus pares, entre otros.

Centrada en el propio yo

Se la conoce también como motivación centrada en el ego y es aquella que nace desde nuestro organismo que nos obliga a mantener cierta actividad física para mantenernos en forma. Esto también puede ser aplicado a la formación académica en general.

Solo para una tarea específica

Se define como el deseo que cualquier individuo tenga de mejorar en su vida además de progresar en algo que el resto de las personas no conozca. Puede darse en el trabajo, en los estudios o también en la vida laboral. Lo que este tipo de motivación busca es que el progreso se expanda a lo largo del tiempo.

Positiva

Es aquella que nos impulsa a dar pasos seguros hacia nuestra meta sin importar cuál sea. Gran parte de esto se debe a las recompensas que se obtienen las cuales son siempre esperadas por quien realiza las acciones. Por ejemplo, la motivación de aprobar exámenes puede ser el hecho de querer recibirse en la universidad de la carrera que se haya elegido.

Negativa

Son los estímulos negativos que muchas veces nos invaden. El decir “no voy a poder hacer esto” es motivación intrínseca negativa mientras que, si otra persona nos indica que algo lo vamos a hacer mal se trata de motivación extrínseca negativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.