Tipos de montacargas

Los montacargas, que también se los conoce como elevadores, son equipos que permiten levantar, mediante un motor o baterías, elementos demasiado pesados para hacerlo manualmente y sin ayuda tales como materiales para la construcción, cajones de alimentos o conjunto de botellas entre otras cosas. Se suelen emplear en grandes empresas o en depósitos.

Se emplean, principalmente, en la construcción y en el acarreo de mercadería. Dependiendo del peso y del tipo de necesidad de cada empresa o particular, existen diferentes tipos de montacargas.

Tipos de montacargas

Los montacargas permiten transportar cargas de mucho peso

Montacargas eléctrico

El peso de los vehículos hace de contrapeso para la carga por lo que no corre ningún tipo de riesgo. Cuentan con una batería de larga duración y son perfectos para utilizar en espacios reducidos como pasillos o lugares sin ningún tipo de ventilación porque no hay emisiones de gases nocivos ni contaminación.

Existen diferentes tipos de montacargas de acuerdo al lugar donde se desarrolle la actividad y a los objetos que se deban transportar.

Apiladores eléctricos

Estos montacargas cuentan con motor eléctrico y son mucho más pequeños que los anteriores. Poseen además ruedas grandes y sólidas. Los apiladores eléctricos se pueden dividir en:

  • Conductor caminando: son montacargas que soportan pesos de hasta 1600 kilogramos y llegan hasta los 5.50 m de altura. El conductor se desplaza a un lado del montacargas.
  • Apiladores retráctiles: se emplean en alturas que son mayores a los 12 metros.  Cuentan con asistencia electrónica con caámaras y monitor, entre otras cosas. El conductor puede ir sentado o parado dependiendo de las necesidades.

Montacargas manual

Cuentan con manijas en la parte trasera o en el centro. No sirven para elevar cargas a grandes distancias desde el suelo. Algunos transportan en su interior al operario mientras que otros lo hacen caminando al lado.

Montacargas de combustión interna

Se emplean para realizar la carga y la descarga además del acopio de materiales de construcción. Cuentan con la facilidad de organizar la mercadería de manera más fácil y rápida.

Palas cargadoras y todo terreno

Son los que se utilizan cuando el terreno tiene muchos desniveles. Se suelen emplear en tareas muy específicas referidas a la construcción de edificios y casas y también en los sectores agrícolas para llevar las semillas a la siembra y ganaderos, pues están específicamente pensados para transportar las bolsas de pienso para los animales.

Dentro de este tipo de montacargas se incluyen los tractores y los remolques que están diseñados para transportar objetos de dimensiones considerablemente grandes y mucho peso. A pesar de tener la capacidad de desplazarse en terrenos que tienen algunos desniveles, su velocidad suele ser muy baja.

Es importante que cada una de estas máquinas tenga revisiones periódicas debido al peligro que puede traer su mal funcionamiento. También se debe tener en cuenta el lugar donde se utilizará, el tamaño y también los elementos que levantarán antes de adquirir uno. Los montacargas se adaptan a las necesidades del usuario. Sin embargo, el uso que se les darán dependerá de la fuerza del motor y de los brazos elevadores que posean.

 

Formato para citar (APA)

“Tipos de montacargas” (s/f.). En Hay Tipos. Disponible en: https://haytipos.com/montacargas/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *