Tipos de lípidos

Los lípidos o grasas, son sustancias orgánicas insolubles al agua que se ubican, principalmente, en el tejido adiposo en el hombre y en los animales. La mayoría de ellas viajan a su destino a través del torrente sanguíneo. En el caso de las plantas, los lípidos se encuentran ubicados en las semillas.

La grasa que compone a los lípidos está compuesta por una mezcla de ésteres de glicerina y de ácidos grasos y su principal función es la de reservar energía. Estos compuestos  son esenciales para algunas funciones biológicas. Debido a su diversidad es posible encontrar varias funciones específicas que pertenecen a cada lípido en particular.

Tipos de lípidos

Los lípidos viajan a través del torrente sanguíneo.

Tipos de lípidos

Fosfolípidos

Están formados por dos cadenas de ácidos grasos y también por un grupo de glicerol. En su interior se incluyen diferentes tipos de moléculas que repelen o atraen el agua, de acuerdo a su función y constituyen una parte importante de la membrana celular. Si bien se encuentran en todo el cuerpo, el lugar donde es más fácil hallarlos es en el cerebro.

Glicolípidos

En este caso, hablamos de moléculas de grasa que cuentan en su interior con una unidad de azúcar como ocurre con la glucosa. Son muy importantes cuando hablamos del sistema inmunológico del organismo ya que ayudan a mantenerlo estable y en perfecto estado.

Colesterol

Este tipo de lípidos se encuentran dentro de las células y también en la sangre. No son solubles en agua por lo que es muy fácil que se acumulen en las arterias o las venas, sobre todo en aquellas que se encuentran dentro del corazón. Dentro del colesterol contamos con dos grupos diferentes, el colesterol bueno conocido como HDL y el malo o LDL. Su principal función es la de formar las membranas celulares.

El exceso de lípidos en el organismo puede traer una serie de enfermedades que pueden ser muy peligrosas para la salud.

Triglicéridos

Cada molécula de triglicéridos está compuesta por tres moléculas de ácidos grasos y una de glicerol. La grasa que contienen puede ser saturada o insaturada. Son componentes muy importantes para el organismo ya que almacenan energía.

Esteroides

Los esteroides más comunes son el colesterol, la testosterona, la vitamina D y también el estrógeno. Es un tipo de lípidos que incluyen hormonas entre las que podemos nombrar a las sexuales, la adrenalina y el cortisol. Su principal papel es la fabricación de dichas hormonas.

Lipoproteínas

En este caso, hablamos de una combinación de proteínas que se encuentran dentro de la membrana de cualquier célula. Son las encargadas de ayudar a la grasa a moverse en el torrente sanguíneo. Dentro de las mismas encontramos las de alta y las de baja densidad.

Cera

Son los lípidos más comunes. Se concentran principalmente en las plumas de las aves, en los oídos del ser humano y en las hojas de algunas plantas. Su principal función es la de protección. En el caso del oído humano, impide el ingreso de objetos o partículas que pueden ser perjudiciales para la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *