Tipos de lesiones

Las lesiones son alteraciones en los músculos, en los huesos y en los tendones. Su origen puede ser debido a actividades deportivas y tareas que realizamos todos los días en la casa, en el trabajo o en la escuela. Pueden suceder en cualquier lugar del cuerpo y tienen mayor o menos gravedad de acuerdo a cómo sean y dónde ocurran.

Su aparición puede deberse a muchos factores tales como traumas, accidentes o problemas durante la práctica de algún deporte, pues todos aquellos que se dedican a esta última actividad son propensos a padecerlas debido a falta de calentamiento o problemas en el sitio donde se realiza el ejercicio (pisos en desnivel, hoyos o calzado no adecuado, por ejemplo).

Tipos de lesiones

Las lesiones por la práctica de fútbol son muy corrientes.

Lesiones relacionadas con las partes del cuerpo

Musculares

En este caso hablamos de desgarros, calambres, hematomas y contusiones. Por lo general se deben a golpes y torceduras, por ejemplo. Suelen ser dolorosas aunque su duración es corta siempre y cuando se trate de una lesión de tamaño pequeño.

En los tendones

Aquí podemos mencionar la tendinitis como la más conocida. Sucede cuando realizamos un movimiento de manera repetitiva (cocineros, escritores, los tenistas, los golfistas o cualquier persona que realice siempre el mismo movimiento).

En las articulaciones

Se pueden producir lesiones en los ligamentos, en los cartílagos, luxaciones, bursitis (que ocurre cuando las articulaciones se llenan de líquido) y problemas en los meniscos que suelen sufrir los jugadores de fútbol, de baloncesto y corredores profesionales, entre otros.

En los huesos

Las personas pueden ser propensas a padecer fracturas internas o expuestas, que ocurren cuando el hueso atraviesa la piel y se ve a simple vista. También pueden ocurrir fisuras o periostitis.

La periostitis es la inflamación de la capa superficial del hueso que tiene el nombre de periostio.

Lesiones de acuerdo a la estructura que fue lastimada

En los tejidos blandos

Son aquellas lesiones que se dan en los músculos, en los tendones, en la piel y en los ligamentos tales como los esguinces, las contusiones, raspones, moretones o hematomas, entre otros.

En los tejidos duros

Son las lesiones que ocurren principalmente en los huesos, que son los tejidos más duros y compactos del organismo. Algunos ejemplos son las fracturas expuestas o internas y las fisuras que suelen darse en las costillas y en los dedos de las manos y de los pies.

Lesiones de acuerdo al lugar dónde ocurran

En las extremidades inferiores

Ocurren en las caderas, las rodillas, las piernas, los pies y en los tobillos.

En las extremidades superiores

Se pueden presentar en la cabeza, el cuello, los hombros, los brazos, los codos, las muñecas, las manos, los dedos, la espalda o el abdomen.

Las lesiones pueden prevenirse siempre y cuando se tengan los cuidados necesarios, sobre todo cuando hablamos de aquellas producidas durante la práctica deportiva, pues tan solo se necesita un poco de calentamiento. En cuanto a las que ocurren durante el quehacer diario, solo basta con ser más cuidadosos cuando realizamos nuestras tareas.

Formato para citar (APA)

“Tipos de lesiones” (s/f.). En Hay Tipos. Disponible en: https://haytipos.com/lesiones/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *