Ir al contenido

Tipos de juicios

La palabra juicios proviene del término latino iudicium y se emplea con diversos fines. Una de las más comunes es la facultad que tiene la persona de distinguir cuando algo está bien o está mal o cuando algo es verdadero o falso. En esta oportunidad nos vamos a enfocar en la parte legal donde existen diferentes tipos de juicios de acuerdo a la necesidad de cada persona.

Dependiendo de la legislación de cada país, el juicio tendrá una condena definida por años de cárcel, el pago de una multa o el resarcimiento del tipo de la ley ordene. Cada uno de estos juicios cuenta con una víctima, que suele ser quien lo comienza y un victimario que es o será el principal acusado. No siempre se trata de juicios a personas individuales, también puede suceder que los acusados o las víctimas sean un grupo o una empresa e inclusive, un gobierno.

Tipos de juicios

Los juicios comprenden parte de los derechos de cada individuo.

Juicios penales

Los juicios penales son aquellos que comienza cualquier individuo cuando se produce un crimen que, según la ley, está penado por la misma como es el caso de los homicidios, secuestros, estafas, hurtos y similares. El juicio consta de dos partes. La primera se llama “Fase de Instrucción” donde el juez que está a cargo de la causa realiza las investigaciones pertinentes como para comprobar que se realizó cualquier delito o fraude de manera efectiva.

Cuando el juez recaba la información necesaria, se pasa a la segunda parte que es la llamada “fase del Juicio Oral” donde se presentan las pruebas ante un jurado o tribunal y donde actúa la defensa del imputado y el abogado acusador o fiscal. Reunidas todas las pruebas, el juez dará su resolución y condenará (o no) al acusado.

Civiles

Los juicios dentro del ámbito de lo civil son los más conocidos. A diferencia de los anteriores, en este caso los particulares tienen un interés por el procedimiento. Hablamos de juicios por daños y perjuicios, de divorcio o por la nulidad de algunos contratos en particular, por ejemplo cuando se producen problemas durante el alquiler de una vivienda. Al mismo tiempo, un juicio civil puede dividirse en dos partes: el procedimiento llamado ordinario y el verbal.

Contenciosos administrativos

En este caso hablamos de juicios en que una de las partes pertenece a la Administración Pública mientras que la otra es una persona física. El desarrollo de este tipo de juicio es muy similar al civil en cuanto a la forma en la que transcurre.

Una vez que los juicios se celebran, el juez será el encargado de dictar las sentencias correspondientes.

Laborales

Los juicios laborales son procedimientos en los que se regulan las relaciones en el ámbito del trabajo. En este caso, los jueces dirimen si los despidos fueron justificados o si hubo alguna falta en el trabajo por parte del empleador o del empleado.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.