Ir al contenido

Tipos de fraude

El fraude está definido como aquellas acciones dirigidas por quien debiera velar por los derechos de unos, en pos de intereses de otros. Dado que constituye una violación a los derechos, es que es considerado un delito y es penado por el Código Penal en la República Argentina. En algunos lugares incluso es considerado una falta tan grave por lo que es penado con la muerte. Dentro de las principales características que integran este delito encontramos que el mismo parece a primera vista legal (pero no lo es), además estipula una forma jurídica inexistente y  la intención de perjudicar a terceros.

La etimología de la palabra deviene del latín y significa “que es contraria a la rectitud y verdad”. En la actualidad los medios de comunicación masivos son empleados en ocasiones para exponer a quien comete un crimen de este tipo.

Los tipos de fraude se clasifican en:

Fraude ley

Este tipo de fraude se constituye a partir de acciones que son realizadas bajo el amparo de una ley determinada, pero que conllevan a consecuencias jurídicas que son ilícitas. Esto generalmente se presenta cuando hay vacíos legales, que contribuyen a situaciones ilegales o ambiguas, generalmente ante la presencia de este tipo de fraude no solo se tiene en cuenta la acción, sino que además se debe considerar la intención y el conocimiento. Dado que, ante la expectativa de realizar algo si amparado por la Ley se puede no conocer sobre la ilegalidad de sus consecuencias.

Fraude fiscal

Este tipo es quizá uno de los más comunes y en gran parte se produce por la alta presión impositiva que se ejerce sobre los contribuyentes. Los actos de fraude fiscal son llevados a cabo por la evasión del pago de impuestos. Por lo general el contribuyente debe ingresar la información relacionada con sus ingresos y gastos al sistema que determina el impuesto a pagar, en el caso de este delito lo que se hace es evadir el ingreso de información o bien detallar una errónea o falsa.

Fraude bancario

Este tipo de delito no solo es efectuado por las instituciones bancarias, también es llevado a cabo por los corredores bursátiles. En  ocasiones este es un delito que va de la mano con el tipo anterior, aunque no siempre se presentan juntos. Dado que el dinero que manejan los bancos es dinero virtual la malversación de fondos y las evasiones fraudulentas son más fáciles de llevar a cabo. Por eso muchas veces cuando se va a trabajar con un banco o entidad financiera es tan importante tener en cuenta su trayectoria y credibilidad.

Fraude científico

Este tipo es poco usual y consiste en la falsificación de pruebas científicas. Si bien es necesario saber mucho sobre el tema, en ocasiones se realiza con fines económicos que puede perjudicar por ejemplo la salud de las personas.

Fraude informático

En este tipo de fraude se incluyen todas las operaciones informáticas tendientes al engaño, robo de información o destrucción de medios informáticos.

Fraude electoral

El fraude electoral consiste en la manipulación de los resultados electorales con la finalidad de obtener un beneficio. Las modalidades son tres: la destrucción de datos de forma electrónica, la desacreditación pública de la veracidad de la elección y la violación de las urn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.