Tipos de IVA

La palabra IVA corresponde a las siglas de Impuesto al Valor Agregado o Impuesto al Valor Añadido como se denomina en algunos países. Es un tipo de tasa que se cobra por sobre el valor de los bienes de consumo o por la prestación de un servicio en particular. El monto a cobrar consiste en un porcentaje determinado por sobre el precio que tiene el bien al ser fabricado u ofrecido.

Dependiendo del tipo de bien en cuestión, el porcentaje de IVA que se cobrará será de mayor o menor cuantía.  Existen ciertas actividades económicas y algunos bienes y servicios que están exentos de pagar este impuesto como ocurre con ciertas actividades.

Tipos de IVA

El IVA es un porcentaje que se abona por sobre el valor de un bien.

IVA general

Es el IVA que se aplica a la mayor parte de los productos y servicios que se ofrecen. Se calcula un 21% del  valor del bien. En este caso, se puede mencionar el cigarrillo, la reparación de coches o la compra de un ordenador.

Reducido

En este caso los productos que tienen este porcentaje de IVA, que puede ser del 10 o el 10,5%, se encuentran dentro de los que son considerados como artículos de primera necesidad tales como los medicamentos y los alimentos, entre otros.

Superreducido

El IVA superreducido se aplica a los diferentes bienes y servicios que son llamados “de primera necesidad” ante la ley. Algunos de ellos son los alimentos básicos de la canasta familiar, elementos que utilizan las personas con movilidad reducida tal como ocurre con las sillas de ruedas, las prótesis y algunos implantes e inclusive los libros y los periódicos. El porcentaje que se agrega al valor de dichos bienes no supera el 4%.

El valor del IVA dependerá del país en el que sea aplicado dicho impuesto, pues no en todos los lugares del mundo son iguales los porcentajes que se abonan al comprar los diferentes tipos de productos.

Exento

Como bien dijimos al principio del artículo, existen ciertas actividades que no son gravadas con IVA. Algunas de las actividades que no pagan IVA son las operaciones quirúrgicas, siempre y cuando se trate de intervenciones no estéticas; actividades dentro del ámbito escolar; uso de terrenos de forma pública siempre y cuando no se construya nada y todo tipo de operaciones financieras que se relacionen con la banca y también con la financiación e inclusive con los seguros.

Cómo se calcula el IVA

Calcular el IVA es algo muy sencillo, pues solo requiere de un cálculo simple que cualquier persona puede hacer. Por ejemplo, en una prenda cuyo valor a la venta es de 165 pesos con un IVA del 21%. Para calcular el valor sin el impuesto, se debe hacer el siguiente cálculo: 165/121 * 21. Al hacer la cuenta, el resultado obtenido es de 28,63 pesos. De acuerdo a esto, podemos inferir que el precio sin el impuesto equivale a la diferencia existente entre los 165 pesos y los 28.63 pesos del impuesto (165-28.63) lo que da un valor de 136.37 pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *