Ir al contenido

Tipos de gobiernos

Los gobiernos son un grupo de instituciones que incluyen diferentes tipos de estructuras administrativas y legislativas. Sus participantes son los que se encargan de llevar adelante el manejo de un país o de una región. Es importante tener en cuenta que gobierno no es sinónimo de estado, sino que es el principal pilar de este último.

La palabra gobierno proviene del griego κυβερνέιν kybernéin que, traducido a nuestro idioma significa “pilotar una nave”, “dirigir” o “gobernar”. Su principal tarea es conducir la política en general además de ejercer el poder ejecutivo que provee el Estado.

Tipos de gobiernos

La monarquía absoluta es uno de los tipos de gobiernos más antiguos.

Tipos de gobiernos

República parlamentaria

En este caso, hablamos de gobiernos que basan su principio en la soberanía del pueblo sin ningún tipo de excepción. El principio básico es que todos los individuos son iguales ante los ojos de la ley y que los cargos no son hereditarios bajo ningún punto de vista. No cuenta con monarquía, pero se basa en un sistema en el que el parlamento es el que decide el destino del país.

República presidencialista

En este tipo de gobiernos no existen reyes, pero el jefe de estado, es decir el presidente, es votado por el pueblo por medio del sufragio. Al ser elegido, forma parte del poder Ejecutivo, pero además, el gobierno está conformado por el poder legislativo (diputados y senadores) y judicial (jueces).

República unipartidista

Aquí encontramos una forma de gobierno muy particular, pues solo existen un partido político que tiene la capacidad de acceder al poder. Es importante aclarar que no todos lo consideran democrático ya que la elección solo pertenece a un grupo de ciudadanos que no tienen ningún tipo de competencia.

Monarquía parlamentaria

En este  caso, encontramos un tipo de gobierno en el que existe un Rey o Reina pero que no tiene el poder absoluto, pues todo debe ser aprobado por un Parlamento que está compuesto de cierta cantidad de ciudadanos. Un ejemplo de este tipo de gobiernos lo podemos encontrar en Inglaterra donde, si bien la monarquía tiene cierto peso, no se pueden tomar decisiones de tipo arbitrario sin consultar antes con el parlamento de los Lores.

Monarquía absoluta

Al contrario de los tipos de gobiernos anteriores, aquí encontramos que el monarca es el que toma todas las decisiones acerca del destino de su país e impone su propia voluntad por sobre el deseo de su pueblo. Por lo general, los países que se encuentran bajo la monarquía absoluta aseguran que sus gobernantes son elegidos por voluntad divina y el cargo se hereda de padres a hijos impidiendo la posibilidad de que otras personas, fuera de la familia real, puedan acceder al poder.

Dictadura

Este tipo de gobiernos se caracterizan por tener al mando un dictador que impone el control total sobre todas las personas y los bienes de un país. El mando lo obtiene gracias a la violencia, el terrorismo y el uso de las armas. Los dictadores no buscan mantener una imagen positiva sino que el poder y el control lo obtienen de forma negativa sometiendo al pueblo a castigos que, muchas veces, pueden terminar con la vida de las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.