Ir al contenido

Tipos de gallinas

Las gallinas son los animales domésticos más comunes después de los perros y los gatos. Suelen criarse por su carne, pero su principal función es la de poner huevos para la cría de pollos o para su posterior venta.

Las gallinas son aves gregarias. Esto significa que no se mueven del lugar donde habitan debido a que sus alas no les permiten levantar vuelo. Esto ocurre porque el hombre intervino en su genética y logró su completa domesticación.

Tipos de gallinas

Existen diferentes tipos de gallinas entre las que destacan las que se crían solo para poner huevos.

Gallinas de postura o ponedoras

Este tipo de gallinas se reconocen por su gran habilidad para poner huevos. Son animales de escaso peso y muy activos. Su tamaño suele ser pequeño o mediano pero lo que interesa es su gran fertilidad. Entre ellas se destacan las Leghorn que ponen más de 300 huevos al año, las Ross que también se crían para el consumo de su carne debido a que su tamaño suele ser mucho mayor que el de una gallina promedio y las Babcock las cuales son sumamente adaptables a cualquier ambiente y son las más tranquilas.

De consumo

Son las gallinas cuya carne es muy apreciada. Las partes más utilizadas suelen ser los muslos y la pechuga. Para lograr su comercialización se les debe suministrar un alimento especialmente balanceado el cual hace que incrementen su tamaño y su masa corporal. Una de las variedades más utilizada es la Conchinchina, la cual produce pollos de gran tamaño que pueden superar los 4 kilogramos y que crecen rápido.

De doble propósito

Tal cual lo indica su nombre, este tipo de gallinas se crían con dos propósitos: para la puesta de huevos y para la utilización de su carne. Si bien sus huevos son muy apreciados, la cantidad que ponen es mucho menor que la que pueden llegar a producir las ponedoras. La clase que más se utiliza es la Sussex debido a su carne blanca y suave. En cuanto a la obtención de huevos, por lo general este tipo de gallinas se crían de manera artesanal para el consumo familiar.

Las gallinas son las aves más domesticadas del mundo. Desde hace miles de años que el hombre las usa por su carne y por sus huevos.

Ornamentales

Tal cual su nombre lo indica, son gallinas que se crían únicamente con el propósito de adornar un lugar. Suelen encontrarse en los zoológicos y lugares turísticos. La más conocida es la Sebright plateada cuyo plumaje suele ser dorado, color plata, amarillo limón o gamuza.

Gallinas de campo

Este tipo de gallinas son muy resistentes a los cambios climáticos y se crían en forma salvaje, por así decirlo. Son animales que no tienen una alimentación en específico y comen lo que encuentren en su camino: desechos de la huerta, semillas, insectos y todo aquello que escarben con sus potentes patas. Suelen ser gallinas que no ponen gran cantidad de huevos y su carne tampoco es muy apreciada por lo que su crianza suele hacerse en forma particular y no con fines industriales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.