Ir al contenido

Tipos de fusibles

Los fusibles son artefactos que protegen los circuitos eléctricos de cualquier tipo de sobrecarga eléctrica. Cuando el fusible detecta que existe corriente eléctrica en un grado muy elevado y que se corre el riesgo de que haya una sobrecarga, se interrumpe la circulación de la electricidad.

Los fusibles están compuestos por un filamento o soporte además de unas láminas de metal que se ajustan al momento de instalarlos. La función del fusible es proteger todos los circuitos de la casa de cualquier recarga extrema. Ante una eventualidad de este tipo, las láminas de metal que contienen en su interior se funden y provocan alto voltaje que produce el corte de la luz para no dañar los aparatos de la casa.

Tipos de fusibles

los fusibles encapsulados de vidrio derriten los circuitos en su interior en caso de aumento de la energía para impedir su circulación.

Fusibles cilíndricos

Cuentan con un tubo realizado en cerámica que es resistente a la presión interna. Dentro, tiene instalada una lámina que es la encargada de evitar que la tensión elevada dañe los circuitos. Dicha lámina, que se encuentra cubierta por arena cristalizada, está unida a un par de electrodos en cada uno de los extremos los cuales conforman una especie de tapón.

De cuchillas

Son conocidos como fusibles MH y se emplean en algunas instalaciones para evitar cortocircuitos por descargas de energía excesiva.

Con percutor y sin percutor

Los primeros se emplean para accionar un microrruptor mientras que los segundos se emplean en caso de cortocircuitos y ventajas. Tienen un funcionamiento un poco más lento que los otros.

Es importante cambiar los fusibles cada cierto tiempo ya que en caso contrario, pueden sufrir daños y no cumplir su trabajo normalmente.

De pastilla

Son similares a los fusibles cilíndricos en cuanto a la forma en la que funcionan. Lo que los diferencia es su forma.

Encapsulados de vidrio

Este tipo de fusibles están construidos con una lámina metálica o hilos del mismo material. A su vez, están cubiertos por un tubo de vidrio. Deben ser instalados entre el circuito y la fuente de alimentación. Si la corriente eléctrica aumenta, se derrite y esto impide que siga circulando.

Desnudos

Como su nombre lo indica, están compuestos por hilo metálico o una lámina que no está cubierta por ningún tipo de material. Al detectar sobrecalentamiento o un aumento de la energía, se funde y evita que la electricidad siga circulando.

De tapón enroscable

Consta de un tubo realizado en porcelana de forma cilíndrica que a su vez cuenta con una camisa con rosca que se introduce en el circuito. Son los fusibles de mejor rendimiento y durabilidad.

De cartucho

Está formado por un tubo realizado en un material de características aislantes que utiliza soportes de metal para cerrarlo. Cabe destacar que este tipo de fusibles se introducen en el circuito por medio de presión ya que el lugar donde están ubicados debe ser del diámetro exacto.

De plomo

Cuenta con un trozo de alambre de plomo que se coloca de manera intercalada en el circuito. Si el fusible detecta que hay una mayor intensidad en la corriente, se funde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.