Ir al contenido

Tipos de fibra óptica

La fibra óptica es una especie de cable transparente muy flexible que tiene el grosor de un cabello. Se emplea para transmitir luces de un extremo hacia el otro lo cual permite enviar información mucho más rápido y en mayor cantidad que con el resto de las formas hasta hoy conocidas.

La velocidad se debe a que se emplean fibras de vidrio en lugar de alambres de metal. La principal ventaja es que no existe ningún tipo de interferencia del tipo electromagnético por lo cual es conveniente usarla para transmitir información. Se emplea no solo en lo que se refiere al traspaso de datos tales como archivos de texto o con información, videos, sonido e imágenes estáticas sino también para iluminación, como parte de los láseres, con fines decorativos y para conectar diferentes territorios a través del agua.

Tipos de fibra óptica

La fibra óptica permite transmitir una gran cantidad de información en milésimas de segundo.

Cómo funciona la fibra óptica

Los principios que se aplican en el funcionamiento de la fibra óptica pueden definirse gracias a las leyes de la óptica y a la ley de la refracción, sobre todo al principio de la reflexión interna total. Funciona al transmitir el haz de luz a través del núcleo de la fibra. Sin embargo, dicha luz no atraviesa la cobertura sino que se refleja y se propaga a la distancia.

Tipos de fibra óptica

Multimodo

Este tipo de fibra óptica permite que la luz circule en más de una dirección lo que da la opción de que llegue a diferentes lugares al mismo tiempo. Se utilizan en distancias cortas, de hasta unos 20 kilómetros y es la forma más económica y simple de implementar este sistema. A su vez, dependiendo el tipo de refracción que presente, este tipo de fibra óptica, se dividen en la que tiene el índice escalonado, es decir que la refracción es constante y presenta una alta refracción modal y en la de índice gradual que, al contrario de la anterior, tiene una menor dispersión y refracción.

Monomodo

En este caso, solo se propaga la luz de una manera debido a que se reduce el tamaño del núcleo. Aquí, la distancia es mucho mayor que las anteriores ya que es posible alcanzar hasta 400 kilómetros y también transmitir un gran volumen de información que puede alcanzar los 10 Gb por segundo.

De acuerdo a su diseño e implementación

De estructura holgada

Se pueden emplear tanto en el exterior como en el interior de las edificaciones. Está compuesta de tubos de fibra de vidrio y una cubierta protectora. En el interior se completamente huecos o están compuestos por un gel a prueba de agua, sobre todo en el caso de que se instalen en el exterior.

De estructura ajustada

Son mucho más flexibles que los anteriores y son utilizados solo en el interior de las edificaciones. Sus fibras poseen una protección mínima realizada en plástico que también les sirve como soporte. Su costo de instalación, gracias a esto, disminuye notablemente lo cual las transforma en la mejor opción en cuanto a precio y facilidad de colocación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.