Tipos de espejos

Los espejos son algo que encontramos en todas las casas. Su uso tradicional es reflejar nuestra imagen para peinarnos, observar nuestro rostro y saber si nuestra vestimenta es adecuada. De acuerdo al diccionario, un espejo es una “superficie de cristal, cubierta en su cara posterior por una capa de mercurio o por una plancha de metal, en la que se reflejan la luz y las imágenes de los objetos que hay delante”.

Los espejos están entre nosotros desde la antigüedad. En el antiguo Egipto, en Grecia, en Roma y en la civilización etrusca eran muy utilizados. En ese entonces se fabricaban con cobre, plata o bronce y eran bruñidos para lograr reflejar la imagen. Por lo general su forma era redonda u ovalada.

Tipos de espejos

Los espejos son algo común en todos los hogares.

Espejos planos

La superficie de estos espejos es plana, brillante y pulida. La imagen reflejada se proyecta en su interior con las mismas dimensiones. Esto se debe a que son completamente lisos por lo que los objetos captados van a reflejar la misma forma, medidas y colores que lo que se ve en la realidad. Debido a la gran cantidad de diseños, tamaños y formas con los que cuentan, son empleados con varios fines. Principalmente en el hogar y en los comercios de todo tipo.

Cóncavos

Este tipo de espejos presentan una superficie que no es plana sino que se puede observar que es curvada hacia adentro. Como su forma no permite ángulos, se fabrican en formato redondo u oval. Se suelen colocar en los pasillos de lugares de gran tamaño, pues su forma permite ver en lugares más alejados de lo que lo haría un espejo plano.

No es raro ver en los pasillos de hospitales este tipo de instalaciones, pues se emplean para que otras personas observen el traslado de algún paciente grave al quirófano y cedan el paso de la camilla, por ejemplo. En los locales comerciales suelen ser empleados como un sistema más de seguridad para evitar robos de mercaderías, pues permiten ver los pasillos con mucha claridad.

Los espejos cóncavos se emplean para ampliar nuestra visión y acercar algunos objetos que se encuentran en lugares distantes, pues forman parte de los binoculares o catalejos.

Tanto los espejos cóncavos como los convexos presentan una capa de mercurio que les da las grandes características reflectantes. Además, le brindan las funciones específicas de cada uno de ellos.

Convexos

Al contrario de los anteriores, los espejos convexos presentan una curvatura hacia afuera. Reflejan una imagen diferente a la que se les coloca frente a ellos. Este tipo de espejos se emplea en el automovilismo, especialmente en los retrovisores ya que permiten captar cosas muy distanciadas del vehículo.

Un ejemplo de lo que podría ser un espejo cóncavo y uno convexo lo podemos llevar a cabo mediante el uso  de una cuchara de metal. Si se coloca del lado curvo hacia adentro para que refleje una imagen, se trata de un espejo cóncavo. Si se da vuelta y se refleja el mismo objeto en la parte que sobresale, se puede hacer mención de un espejo convexo.

Formato para citar (APA)

“Tipos de espejos” (s/f.). En Hay Tipos. Disponible en: https://haytipos.com/espejos/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *