Tipos de empaque

El empaque es el embalaje donde se guardan objetos para evitar su rotura, para comercializarlos o para trasladarlos de un lugar a otro además de almacenarlos. Existen diferentes tipos de empaque de acuerdo al tamaño, al tipo de objeto del cual se trate.

El empaque cuenta con una gran importancia, pues permite llegar al cliente con las explicaciones sobre cómo es su uso, cuenta con advertencia de mal uso y lo que contiene en su interior. Además muchos empaques pueden ser reutilizados con otros propósitos.

Tipos de empaques

Los empaques de madera sirven para transportar elementos a grandes distancias.

Empaque de vidrio

Por lo general se trata de botellas y frascos que son útiles para transportar alimentos, bebidas, cosméticos o medicamentos. Son los que menos impacto ambiental causan, pues pueden ser reciclados y utilizados muchas veces. Tienen la ventaja de permitir ver el contenido de su interior. La desventaja que tienen es que son frágiles y ante el menor golpe pueden romperse además de que su peso en ocasiones es excesivo.

De metal

No se utiliza el mismo metal para todas los empaques. Por ejemplo, las latas son de aluminio y los empaques de alimentos de acero.  Este tipo de embalajes son muy resistentes  y protegen lo que sea que lleven en su interior. Además pueden ser reutilizados aunque su tamaño y peso pueden traer serios inconvenientes durante el traslado además del precio, pues suelen ser más costosos que el resto.

De papel

El papel se utiliza para envolver los embalajes e inclusive con él se hacen bolsas y paquetes que decoran lo que sea que lleve en su interior.  Este tipo de envoltorio tiene la capacidad de dar cobertura completa al producto sin permitirle pasar el polvo ni la luz que puede ser perjudicial para el artículo que se traslada. La desventaja es la fragilidad del papel que no resiste mucho y suele rasgarse al contacto continuo.

De tela

Los empaques de tela son realizados con fibras vegetales y se usan para guardar semillas, granos o similares, pues con ellos se fabrican sacos de gran tamaño para trasladarlos allí. Es el tipo de empaque más barato, ya que puede reutilizarse las veces que sea necesario y, por lo tanto, no contaminan el ambiente.

Los empaques de tela suelen ser susceptibles al ataque de las plagas de todo tipo.

De madera

Se emplean en transportes de largas distancias de productos de tamaños demasiado grandes como para utilizar otro tipo de empaque. Son muy buenos para proteger el contenido de golpes y del hollín. No son muy baratos porque se arruinan con el uso continuado, el sol y también por la humedad.

De plástico

De todos los tipos de empaque, este es el que peor se porta con el medio ambiente. Es el más contaminante. Cuenta con la ventaja de poder ser reciclado varias veces. Algunos de los empaques son bolsas, otros cajas y algunos botellas. Se puede transportar de todo de manera relativamente segura.

Formato para citar (APA)

“Tipos de empaque” (s/f.). En Hay Tipos. Disponible en: https://haytipos.com/empaque/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *