Ir al contenido

Tipos de contenidos

En la definición coloquial, los contenidos son cosas que se encuentran dentro de otras. Se habla de esto cuando nos referimos, precisamente, a aquellos textos o temas que se utilizan en la enseñanza. Esto significa que se trata de información de importancia tanto para los educadores como también para los alumnos.

Los contenidos tienen un objetivo, un método y concluyen con una evaluación para saber hasta qué punto los alumnos comprendieron el tema y pudieron adquirir los conocimientos necesarios al respecto. Son conceptos y procedimientos que se utilizan para que el alumno adquiera las herramientas necesarias para saber lo de cada materia en particular.

Tipos de contenido

El contenido es cualquier tema que una persona pueda incorporar a su aprendizaje.

Es importante aclarar que los contenidos están compuestos siempre de temas diferentes así como de puntos distintos. No es lo mismo un contenido que habla sobre la democracia que uno que trata sobre una receta de cocina, por ejemplo.

Tipos de contenidos

Conceptuales

Se trata de contenidos que se refieren a hechos o datos que son necesarios de memorizar, por ejemplo fechas de hechos históricos o las tablas de multiplicar. Estos son conceptos que son necesarios de saber por comodidad. Por ejemplo, en el caso de las tablas de multiplicar, se facilita muchísimo la realización de diferentes operaciones matemáticas.

Otros contenidos conceptuales que resultan necesarios son nuestra dirección, nuestro número de teléfono, el Documento Nacional de Identidad y otros similares que están ideados para el desempeño de nuestras tareas en la vida cotidiana.

Procedimentales

En este caso, hablamos de contenidos que se dan por saber hacer algo. Nos referimos, precisamente, a poner los conocimientos en práctica. Por ejemplo, es probable que conozcas el concepto de capacitación de personal. Sin embargo, los conocimientos procedimentales nos indican cuál es la forma de realizar este tipo de tarea de la manera más eficaz, es decir que son estructuras que se aprenden con la práctica.

Dichos procedimientos incluyen cierta metodología, el conocimiento básico y las habilidades que se requieren para tener el éxito esperado en la tarea. Por ejemplo, para realizar cualquier problema matemático o de física, se requiere de un método que incluya los pasos a seguir para arribar a la solución final de dicho enunciado. Lo mismo podemos incluir en cualquier tipo de actividad o tarea que realicemos a lo largo de nuestro periodo de aprendizaje. Inclusive, si se trata de preparar una receta de cocina, también hay que hablar de un procedimiento.

Actitudinales

Aquí los contenidos se refieren a la forma de actuar de cada persona en particular. Por ejemplo, podemos referirnos a cómo se trabaja en equipo y cómo se desempeña en su trabajo o en sus clases, entre otras cosas. Estos contenidos pueden ser tanto positivos como negativos.

En el caso de los negativos, podemos nombrar el ser impuntual, es decir no respetar los horarios pautados tanto para una reunión como también para el empleo.  Cuando hablamos de los positivos, los mismos pueden ser la responsabilidad al momento de realizar un trabajo o el respeto hacia las otras personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.