Tipos de contenedores

Los contenedores, llamados también containers, son recipientes de gran tamaño que permiten cargar grandes cantidades de objetos. Se pueden transportar de una locación a otra por medio de barcos, camiones de gran tamaño e inclusive por avión.

Esto brinda la posibilidad de que se puedan transportar elementos de mucho peso de un país a otro o inclusive entre continentes sin que la mercadería se dañe. Cabe destacar que los contenedores son diferentes de acuerdo al tipo de producto que se transporte. Aunque, como es de suponer, existen medidas estándar que se fabrican de acuerdo a las diferentes normas de calidad en todo el mundo.

Tipos de contenedores

Los contenedores permiten transportar grandes mercaderías a través del mar.

Tipos de contenedores

Estándar

Son los más comunes ya que sus medidas permiten el traslado de mercadería de gran tamaño. Suelen medir entre 20 y 40 pies cúbicos . Existen contenedores más pequeños, de unos 10 pies cúbicos y también de mayor tamaño que alcanzan los 50 pies cúbicos.

High cube

Este tipo de contenedores es muy parecido al anterior sin embargo su altura es mucho mayor. Esto hace que sean ideales para transportar elementos de gran tamaño pero livianos. Son fabricados en aluminio o en acero por lo que son fuertes y soportan grandes distancias, sobre todo cuando se trata del transporte marítimo.

High cube refrigerados

Son similares a los contenedores anteriores, sin embargo,  estos últimos mantienen refrigerada la mercadería con temperaturas controladas permitiendo conservar la carga por más tiempo. Se recubren con espuma de poliuretano y funcionan con el suministro de aire refrigerado. Cabe destacar que necesitan de conexión eléctrica constante.

Contenedor seco

Se trata de contenedores cerrados de manera hermética sin ningún tipo de ventilación. Son ideales para transportar cargas a las que no les debe afectar la humedad tales como maquinarias y muebles, por ejemplo.

De techo abierto

Son un tipo de contenedores que cuentan con su techo removible que es realizado con lona impermeabilizada. Esto permite crear una apertura en esa zona para que la mercadería sobresalga en el caso de que la misma así lo requiera. Esto permite transportar mucho más fácil mercancías de gran volumen que pueden retirarse desde la parte superior sin necesidad de abrir las compuertas laterales. En su interior, cuenta con anillos de amarre que permiten evitar el movimiento del contenido durante el transporte. Pueden soportar hasta 1 tonelada de carga.

Con apertura lateral

Aquí tenemos contenedores que se caracterizan por tener una apertura lateral que facilita el transporte de mercancías cuyo tamaño puede ser dificultoso de manejar para colocarlas en otro tipo de containers.

Gracias a los contenedores el comercio a nivel internacional funciona en cuanto a importaciones y exportaciones.

Flat rack

Carecen de techo y sus paredes laterales pueden ser desmontables o fijas. Su suelo es de madera blanda y se emplean para trasladar mercancías muy grandes y de peso normal. Sus paredes laterales tienen la suficiente estabilidad como para poder apilarse unas sobre otras sin perder el equilibrio.

Cisterna

Son contenedores que tienen un depósito realizado en polietileno en su interior que se emplea para transportar líquido como aceite, cerveza e inclusive químicos de alta toxicidad. La cisterna en su interior está sostenida por vigas de acero que permiten su apoyo para facilitar el transporte. Es importante aclarar que este tipo de contenedores deben superar el 80% de su capacidad de llenado pero no pasarse del 95%.

Plataforma

Este tipo de contenedores presentan una estructura sencilla, pues solo es el piso de los mismos, es decir que carece de paredes laterales y del techo. Están pensados para transportar cargas en distancias cortas y cuentan con anillos de sujeción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *