Tipos de cargas

Las mercaderías que se transportan por largas distancias de un país a otro o de una región a otra se denominan cargas. Puede tratarse de alimentos, productos químicos, muebles, artículos de construcción e inclusive vehículos u otros productos de alta tecnología, entre otras cosas.

Por lo tanto, podemos asegurar que las cargas son un grupo de bienes materiales embalados de manera correcta para ser enviados de un lugar a otro. Podemos dividir las cargas de acuerdo a su tipo y también a su naturaleza.

Tipos de cargas

Los aviones pueden llevar todo tipo de cargas de miles de kilogramos.

Cargas generales

Son cargas que se envían en pequeñas cantidades o por unidad. Cada bulto se cuenta como una unidad. Este tipo de cargas se puede dividir en dos grupos. El primer grupo se llama el de cargas sueltas o no unitarizada que se cuentan como fardos o paquetes e inclusive cajas o sacas. El otro grupo se denomina unitarizado. Está compuesto por contenedores de gran tamaño listos para ser enviados por barco o avión, por ejemplo.

Las cargas a gran escala pueden movilizarse a través de barcos, trenes o camiones de gran envergadura capaces de llevar artículos de varias toneladas de peso.

A granel

Es la carga transportada sin ningún tipo de embalaje en compartimientos acondicionados especialmente para esto. Puede tratarse de sólidos como los granos, los comestibles, los minerales y los abonos o líquidos como la gasolina, el petróleo y el sebo. También puede tratarse de elementos gaseosos como el gas butano o el propano, por ejemplo.

Peligrosas

Las cargas, en este caso, son productos de gran toxicidad que pueden ser riesgosos para la vida humana. Suelen ser artículos que pueden explotar ante una mala manipulación o incendiarse. También pueden ser venenosos, corrosivos o radiactivos. De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), las cargas peligrosas se clasifican en elementos explosivos, gases, líquidos o sólidos inflamables, sustancias combustibles, material que es radioactivo, sustancias corrosivas y objetos con peligros varios.

Perecederas

En este caso, nos referimos a aquellos alimentos como, por ejemplo, las carnes de todo tipo que pueden echarse a perder si se mantienen fuera de las cámaras de frío. En todos los casos, es necesario que los productos se conserven en cámaras refrigeradas especiales.

Frágiles

Son artículos que se pueden dañar fácilmente. Un ejemplo de este tipo de cargas puede ser la vajilla o cualquier elemento de vidrio como las ventanas o los televisores. Inclusive, podemos hablar también de obras de arte como cuadros o esculturas que tienen que ser transportados con muchísimo cuidado para que no se dañen y pierdan su valor. La operación del traslado debe hacerse en paquetes con embalajes especiales.

Otro tipo de cargas

Además de las cargas de artículos para su traslado, existen otros tipos que también deben ser nombrados aquí.

Eléctricas

Es la propiedad física de algunas partículas sub atómicas que se manifiestan por medio de las fuerzas de atracción y las de repulsión.

Sociales

En algunos países, el concepto de cargas sociales hace referencia a lo que debe pagar un empleador en cuestiones tributarias como ocurre en el caso de la jubilación y otros aportes similares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *