Tipos de consumidores

Todos somos consumidores. De una u otra forma, siempre necesitamos adquirir diferentes bienes y servicios para satisfacer nuestras necesidades. Ya sea que se trate de comida, inmuebles u otros objetos, el mercado se mueve gracias a los consumidores.

Los especialistas en marketing cuentan con diferentes estrategias para convencer al público sobre la necesidad de adquirir determinado objeto en particular. A muchos consumidores, la publicidad les resulta irresistible y en poco tiempo adquieren el producto sin siquiera pensarlo. Otros, por el contrario son más reticentes antes de dejarse convencer.

Tipos de consumidores

Los consumidores forman una parte muy importante de la economía de cualquier país.

Consumidores que compran solo lo mejor

Este tipo de consumidores son hombres o mujeres que solo compran productos que le dan estatus. Adquieren aquello que es bueno y, casi siempre, costoso. Prefieren tener menos cosas, pero todas de gran calidad y valor

Impulsivos

Seguramente todos conocemos alguno. Son consumidores que no pueden parar de comprar aunque estén completamente en quiebra y hayan gastado todos sus ahorros. Se trata de personas que reaccionan a la palabra “oferta” aunque la misma no sea tal y se trate de un engaño. Con el auge de la web, actualmente los compradores compulsivos realizan más de la mitad de sus compras por este medio. Sin embargo, llegan a una etapa en la que se sienten culpables por gastar su dinero aunque no pueden evitar esa conducta.

Oniomaníacos es la palabra que define a aquellas personas que son compradoras compulsivas.

Compradores equilibrados

Son aquellos que analizan las compras que van a realizar con mucho detenimiento, sobre todo si se trata de objetos de gran valor como puede ser electrodomésticos o automóviles e inclusive joyas. No suelen dejarse llevar por la publicidad ya que antes de adquirir el objeto averiguan todo lo que pueden sin necesidad de ver avisos en  ningún medio.

Los emocionales

Los hábitos de consumo de los compradores emocionales corresponden a su estado de ánimo. Puede ser que adquieran productos en forma compulsiva debido a la depresión. También pueden optar por no hacerlo. Siempre dependerá del estado de ánimo que presenten en ese momento.

Los que compran pensando en su familia

Este grupo de consumidores es muy particular. Por lo general son mujeres cuya principal prioridad es la de adquirir cualquier producto solo en el caso de que los miembros de su familia los necesiten.

Los escépticos

Los compradores escépticos son aquellos que no se dejan convencer bajo ningún punto de vista por la publicidad. También desconfían de todo tipo de comercio en general y no creen absolutamente nada de lo que les puedan decir los vendedores. Compran los objetos cuando son indispensables y necesitan adquirirlos porque de otra forma no pueden continuar con su vida normal.

Los tradicionalistas

Son consumidores que odian las compras y solo acuden a los comercios en caso de necesidad. Al evitar con tanto ahínco acudir a los locales, suelen ser la pesadilla de los vendedores porque son muy difíciles de complacer aunque, en comparación con los anteriores, no suelen ser tan desconfiados.

Formato para citar (APA)

“Tipos de consumidores” (s/f.). En Hay Tipos. Disponible en: https://haytipos.com/consumidores/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *