Tipos de competencia

Se llama competencia a las aptitudes con las que cuenta cualquier persona, es decir las habilidades y las capacidades que poseen los diferentes individuos para realizar una actividad en particular o para tratar cualquier tema en específico.

La competencia también es utilizada para referirnos a dos entidades las cuales pueden ser personas o también empresas que tienen la capacidad de relacionarse tratando de sacar un beneficio por sobre la otra.

Tipos de competencia

El deporte es el lugar donde se realizan competencias en pos de obtener un premio o condecoración.

Competencia en la economía

En este caso hablamos de situaciones propias de los mercados en las que los demandantes y los ofertantes brindan diferentes tipos de oportunidades para realizar negocios. Dentro de la competancia económica podemos diferenciar cinco tipos diferentes:

Competencia perfecta

Es la que se da en el mercado de comercio cuando no hay empresas ni agentes externos que influyan en los precios de los productos.

Imperfecta

Es una alternativa a la competencia perfecta. Se produce cuando alguno de los participantes tiene el control total sobre los precios por sobre el resto de las empresas y siempre resulta el ganador.

Monopolio

En este caso, tenemos la definición de competencia imperfecta en su máxima expresión. Ocurre cuando todos los productos provienen de un solo proveedor y no se permite que haya más participantes.

Oligopolio

Esto, al contrario del monopolio, sucede cuando son varias las empresas que tienen poder sobre un producto en particular y poseen una gran influencia en el precio del producto y en su mercadeo.

Bienes diferenciados

Por último, los bienes diferenciados se refieren a los productos que se ofrecen que pueden ser diferentes aunque son las mismas empresas las que generan los precios.

De acuerdo al diccionario, la competencia es “la disputa entre personas, animales o cosas que aspiran a un mismo objetivo o a la superioridad en algo”.

En biología

La competencia en términos biológicos habla de la relación entre individuos de distintas especies los cuales necesitan utilizar los mismos recursos naturales. Dicha competencia puede darse en forma pacífica donde no hay daño a los recursos o puede ser que uno tenga que acabar con el otro para obtener el alimento o el agua, por ejemplo.

Interpersonales

En este caso hablamos de las competencias sanas entre amistades o dentro del seno familiar lo cual ayuda a desarrollar las mejores características de cada uno. Esto puede sernos útil para cambiar de punto de vista gracias a la motivación para llegar a lograr las metas.

Laboral

Este tipo de competencia se da entre personas dentro de una misma empresa que quizá quieren acceder a un puesto de trabajo en particular. Esto los lleva a ser mucho más eficientes al realizar las tareas.

Positiva o negativa

La competencia positiva es aquella que nos lleva a esforzarnos más por conseguir nuestras metas y que puede convertirse en un gran motor para nuestro propio conocimientos. En cambio, la competencia negativa es algo que nos puede perjudicar ya que en ocasiones no llegamos a medir las consecuencias de lo que hacemos con tal de obtener lo que estamos buscando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *