Tipos de cerraduras

Las cerraduras son un tipo de mecanismo que por lo general se construye de metal que se emplea para evitar que puertas, ventanas o cajones puedan ser abiertos por personas ajenas al contenido del mismo. Si bien en la mayoría se necesita una llave, en otras se emplean tarjetas, huellas dactilares e inclusive puede ser necesario conocer cierto grupo de números para poder abrirlas.

La persona que tiene el oficio de arreglar o cambiar todo tipo de cerraduras e inclusive el de hacer copias de las llaves, se denomina cerrajero y, por lo general, su trabajo es de 24 horas, ya que la dificultad de abrir las cerraduras puede producirse en cualquier momento del día o de la noche.

Tipos de cerraduras

Las cerraduras permiten mantener un lugar cerrado y libre de intromisiones ajenas.

Cerraduras tubulares

Este tipo de cerraduras se encuentra directamente en el picaporte de la puerta. Son ideales para colocar en habitaciones o despachos. Es muy conveniente porque se puede cerrar la puerta con solo presionar el botón lo cual impide que esta se abra.

Las cerraduras fabricadas en cobre o en latón tienen la capacidad de repeler los microbios que viajan en nuestras manos.

De sobreponer

Son cerraduras que se colocan en la puerta externa de una casa. Si bien se instalan en la parte de adentro de la puerta, es factible que la mayor parte de la misma quede expuesta. Si bien es un sistema muy seguro, se aconseja acompañarlo con otro tipo de implemento para evitar que la puerta sea abierta por la fuerza.

Empotradas o embutidas

En este caso, hablamos de cerraduras que son muy comunes de encontrar en la mayoría de las puertas de entrada. Son mecanismos muy seguros pero es aconsejable acompañarlos con otro método de seguridad. Son cerraduras que se encuentran invisibles al ojo de las personas ya que solo se ve el pequeño agujero para introducir la llave.

Cilíndricas o de perfil europeo

Es un sistema muy sencillo pero también es muy seguro. Al introducir la llave se levantan las pestañas que componen el cilindro. Cuando esto sucede, la cerradura se abre y se libera la puerta o el lugar que esté cerrado.

Multipunto

Las cerraduras multipunto son aquellas que se consideran como las más seguras del mercado. Cuentan con un diseño reforzado al extremo que evita que la puerta sea forzada con el uso de palancas. La principal característica de las mismas consiste en que se colocan anclajes en diversas partes de la puerta y del marco para incrementar los niveles de seguridad.

Digitales

Las cerraduras digitales no se utilizan en las puertas de las viviendas, aunque en la actualidad en muchos lugares ya se están implementando. Por lo general se utilizan para proteger las cajas de seguridad o las entradas de autos, los lugares públicos o los hoteles. En algunas de ellas se utilizan tarjetas y en otras se deben programar claves con una determinada cantidad de dígitos. En otros casos, se utiliza la huella digital como parte del sistema de seguridad que este tipo de cerraduras imponen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *